08/4/17

Hace tiempo…

Haciendo limpieza en mi pc, me tropece con una de las primeras cosas que escribí para mi Carlos, leerla me sorprende de encontrarlo realmente crecido. Han pasado los años y ambos hemos cambiado; es capaz de hacer muchas cosas sin mi ayuda, y justo en estos momentos en lo que me encuentro en un dilema profundo, la relectura me confirma que mas que todo, se merece siempre y por difícil de enteder: La verdad.

Carlitos de cuatro años

A todas las madres,

y en especial como siempre a mi luz: Carlos Enrique

Te miro y sé cuanto has crecido. Lo noto en tus pantalones cuando ya no rozan tus pies. Lo oigo en tus respuestas cortantes que tanto me gustan, y sin embargo me resisto a entenderlo.

Mi niño ya no me busca para entrar al cuarto o al baño cuando está oscuro – ya alcanza a encender la luz – aunque tenga que ponerse en puntita de pie; ya no me despierta en mitad de la noche para hacer pipí, ahora me despierto horrorizada al no verlo, para descubrir que regresa soñoliento del baño y retomar su posición preferida de sueño.

No me preguntes más,  cuando vas a morirte o porque papá no está aquí. -No quiero- no tengo más respuestas que la verdad y a veces duelen. Vas a morirte como todos, pero aún falta mucho, tendrás que ser más viejo que Abuelo y no se va al cielo, sino al Cementerio.

Mi niño va encontrando sus respuestas y entiende porque a los pollos no se les dan baños de agua o porque el refresco no es más rico cuando le echas agua caliente para que haya “más”. Pero le cuesta entender que tengo que trabajar, dejarlo solo y no estar para llevarlo al círculo. No entiende que si tiene un peso “amarillo” no le alcance  para comprarse una paletica cubierta de chocolate en su envoltorio azul plateado.

Muchacho mío, no creas que por darme besos a montones, vas a librarte del castigo de no ver los muñe; no vas a derretirme como mantequilla diciéndome “mamita de mi alma”. ¡Estás castigado!, el libro no lo rompió el cocodrilo  y mucho menos partió a la mitad todos los colores.

Tengo que darme la vuelta para no morirme de la risa, serán bobas todas las madres-viejas? No soporto verlo llorar, aún cuando sea en respuesta al merecido castigo, mucho más cuando me busca dormido para saber que aún sigo ahí y pedirme que no me vaya. Es más mío cada día, cuando le quiero y cuando le castigo. Lo dejo ganar en cada juego aunque a ratos no tengo que esforzarme para ello.

Carlos Enrique: Me negaría a mi misma, con tal que no crezcas, para llevarte de la mano por la vida y tenerte pegado a mi mano o al hombro que aún no alcanzas; para servirte de faro y sustento, pero no es justo.

Sé libre –crece- hazte hombre. Esta que soy siempre va a esperarte.

08/4/17

Dayri

!!!…amigas, ay ay ay, amigas…..!!!!

 

Consternada, rabiosa…(no es copia de nadie ok).. llega tu cumple y me desprevengo del componente material que llevaría, de no haberte desprendido tú de la mitad de una loza de piso,  o de un cuarto de jornada del albañil que necesitas. Por cada jabonada del Sensus, arrastraré las suciedades de mi cuerpo y alma, por haberte puesto en un trance tan incómodo.

Yo tenia pensado hacerte un regalo majestoso, enorme; a tu altura, pero como ahora parecería que quiero aparentar, me contentaré con hacerte llegar estas letras y encontrar un muñe para que te acompañe en tu mesa de trabajo.

(Y ahora viene la parte seria)

Amiga querida, cualquier cosa entre nosotras está perdonado, no tenías ninguna necesidad de hacerme caso, sabes que soy así, un poco loca y algo cursi….lo único seguro es que has trascendido al tiempo y  al distancia, lo sabes y no necesito recordártelo…pero como es tu cumple, quiero volver a decírtelo, para no perder la costumbre de mis esquelas mal hiladas, a ti que has sido mi fan numero uno y la lectora de todas las cartas que nunca llegaron a su destino. Por eso Gracias y Gracias por el regalo que significa poder contar  contigo, y la posibilidad de tenerte cerca y de poder correr a buscarte, si me llega una mala o buena nueva.

En plena crisis de los 40, con estrías, celulitis, desazones y amarguras, siempre encontraré palabras para ti, aún en medio de una Memoria Descriptiva de la Información Económica que me fuerza más a la creación que estas simples letras que no necesito endulzarlas.

Feliz día amiga, que se el último( si no me estás engañando) que pases sin un amor grande para ti sola y tu casa que tanto has luchado.

Felicidades….de veritas que sí!!!!!!!!!!!!!!!

05/31/17

Cumpleaños de mayo.


Mayo se me escapa entre las manos. El mes de mi Carlos de hacerse un paso mayor, el 20 cumplió sus  nueve y saliendo de una ligera enfermedad no pudimos ir como habíamos planeado a la playa o piscina. Amante del agua, mi pequeño se tuvo que conformar con una pequeña fiesta en casa y no por eso dejo de resultar gratificante; los niños suelen adaptarse con mucha facilidad a los inconvenientes, para beneplácito de los padres. Hoy (31) arriba a los 7 años Isabel, (la nena de Liuba mi amiga) y no podremos asistir a su fiesta. Los miércoles son días atravesados en mitad de una semana complicada y no estaremos allá disfrutando del calor y su alegría.

Y mi post de cierre de Mayo, es una extensiva felicitación para los dos. Pequeños soles en pueblos distantes, que iluminan con su luz, nuestros corazones.

 

 

 

Isabel, chiquilla consentida;

Pequeña diablita que dibujas a cada momento

De lo que va tu vida, envías tus deseos al mar

Razonablemente posible,

Certeramente lejanos.

Haz de tu hoy, un día especial

Apaga las velas y pide un deseo, o dos,

Estas en un lugar especial,

En nuestras vidas

Para siempre.

Y, tú

Mi Carlos,

Sin temor a ser redundante,

Te amo, te amo, te amo.

Es todo lo que hoy y siempre

Quiero decirte.

 

¡Felicidades, mis niños queridos!

05/22/17

Desempolvamientos

A JD Salinger y a Holden, por el trigo.

A  ella le ha dado un vuelco el corazón al leer su mensaje. Ha corrido hasta mí a mostrarme las palabras como si fuera un visado a un país de ensueño. Y me quede con su alegría colgada, con pliegos entre mis manos de los correos que imprime para no perderlos y los releo una y otra vez y me asombro del reguero de palabras compartidas.
Ella vuelve a ver –no ya mariposas- sino pequeños murciélagos que revolotean por todo su cuerpo, y se decide a contarme aun sabiendo que tendré que escribir a despecho. Primero fueron palabras sin sentido, cordiales y con énfasis en puntos, comas y acentos. Toda una corrección ortográfica de una primera vez.
– Nunca me había interesado una mujer, pedazo a pedazo…
Y mi amiga se retuerce en el intento de olvidar, o de aferrarse a los recuerdos, al libro que quiso escribir y añora las cosas que se pierden, es nuestra web tan efímera, que cuando llega el impulso de la cercanía no queda más remedio que pulsar las teclas que nos acerquen al infinito.
-Suerte que al menos logré dar contigo, tabla salvadora en la inmensidad del silencio…
Y ella busca palabras cursis, con sentido de lo abstracto, le llama recortico de su alma en un intento conceptual de acercamiento
-Esto va por buen camino,  ya empezamos a tutearnos con cariño…
Desconoce su rostro, todo lo que lo vuelve humano-hombre más allá de un nombre masculinamente seductor, no quiere imaginarlo, pintarle ojos y colores; no existe mas alla de un espacio enmarcado en una pantalla que parpadea cuando aparece.
-No tengo la más puñetera idea de cómo eres, pero igual tengo ganas de abrazarte…
E inicia el ciclo ancestral de compartir. Los libros se prestan como cicerones mágicos que muestran el camino, la música resuena a cada lado y fluye la comunidad de gustos, ella y él se sorprenden amando a la misma vez, despertando con la esperanza de la resurrección mágica de un nombre.
-Vuelvo a decirte: Te amo no por lo que eres, si no por todo lo que puedes ser, desconocida mía.
Y pasa el tiempo, las necesidades se imponen; los deseos crecen y acallan las promesas del desconocimiento, la incertidumbre. Ella necesita oírlo al menos, sacarse la maldita inocencia que cree habitarlo de una vez.
-Por escuchar nadie ha suicidado su fantasía…
Y en su voz encuentra la certeza del varón, el timbre añorado, sensual y placido, coqueta voz que susurra tras un cable palabras entrecortadas y rápidas que dicen mucho más que la inmensidad de palabras que viajan a través de un parpadeo electrónico.
-Te amo sin conocerte, te sueño sin haberte visto, te extraño sin haberte abrazado, te pienso sin siquiera besarte. Eres un fantasma con voz del que estoy enamorado.
– Como matar un fantasma?, – me pregunta mi amiga- , como sobrevivir al sueño de la distancia, de los amantes condenados al tiempo, como encontrarse sin que el sueño devele el día, se haga la luz, como se alimenta lo que al mismo tiempo es todo y nada?
-No es matar un sueño darnos la posibilidad de tocarlo con la piel, los ojos y la lengua. El aliento de cercanía no puede empañar un sueño…
Ella lo extraña con ese dolor sordo que no puede contarse, con la ignorancia del futuro y la vergüenza del presente. Como amar y palpitar por un ser que solo es bruma y lejanía, palabras, voz, ansias….
-Qué quieres que te diga… te amo en la distancia, por lo que leo, lo que sueño, lo que construyo sobre tu ausencia…
Y ella me confiesa de su pena, y en una palabra suya encuentro la interrogante que solo él puede responder porque no tengo palabras, no puedo siquiera pedirle que olvide cuando me reitera mirando al vacío, –a veces siento que yo lo he creado. He creado el sueño que quiero que sea para mí, la esperanza, el deseo.
-Nos hemos creado, con parches, necesidades, sueños vencidos y deseos nocturnos…
Mi amiga no olvida, él tampoco aunque no lo digan las oscuras golondrinas , aunque ya no sea el parpadeo de su monitor la cotidianidad del día. – Como darle vida a un fantasma?, como volver sobre la textualidad perdida. Imposibilidad demostrada. Certeza de la lluvia que hizo germinar una planta. Los recuerdos quedan grabados como dulces tatuajes que no pueden deshacerse y aunque no exista una esperanza, o la espera, mi amiga lo guarda en el sitio exacto a dónde van esas cosas que no dejan de existir y su recuerdo se le esconde en una canción que le fue regalada una y otra vez..

… mi aguijón, mi Gioconda mi Wendy… mi Tin Tín, mi Yo-yo, mi azulete, mi siete de copas. El zaguán donde te desnudé (desnudaré), sin quitarte la ropa.

Mi escondite, mi clave de Sol, mi reloj de pulsera…. No sabía (¿no lo sabes?), que la primavera duraba un segundo. Yo quería escribir (escribamos) la canción mas hermosa del mundo…

yo quería escribir (te dedico), la canción más hermosa del mundo.

05/11/17

Mamis

A Elsa, mi madre.

 

Cuenta la Loinaz en  uno de sus poemas sin nombre siempre preguntarle a su madre de donde había venido y que esta le inventaba una historia de leyendas… termina su poema diciendo que solo la verdad era digna de su sueño, – mi madre no podía ofrecerme nada más hermoso que ella misma, pero era su verdad tan maravillosa, que si me lo hubiese dicho, no le hubiera creído-

Cuando se tiene hijos, uno llega a comprender la grandeza del alma de esa mujer que nos dio el ser, que no necesita casi nunca nada y se conforma con tan poco. Quiero felicitar a todas las madres de las que me siento orgullosa de ser su amiga, de otras que me leen y desconozco; anónimas lectoras, y en especial a la mujer que siempre ha estado junto a mí, con su dulzura, su tristeza y sus lágrimas, mi madre.

Son tus ojos madre,

El azul de mi cielo y esperanza eterna

Tu alma, puerto seguro de mis tristezas,

Fortaleza donde suelo sentirme a salvo.

Son tus manos madre,

Lazos donde me pierdo al encontrarte,

Calor de tu abrazo, palpitar de tu pecho

Ya no somos dos, ni estamos divididas,

Aunque no estemos juntas.

Se hace la luz siempre, porque vives;

Porque me vivo en ti

Siempre,

Hasta el final de los tiempos.

 

05/4/17

Soñada mente.

La música regresa, una y otra vez. Y vuelven los ojos veraces a mirarme desde el silencio. Descubriendo cada espacio y gesto imaginado. A lo lejos Sabina canta mentiras piadosas, como si fuera el fondo de una película sonora, calla la voz y vuelve el silencio. Y son los ojos pequeñas ranuras en las que no puedo verme, agujeros negros en los que destellos de luz acarician una realidad tangible. Intento perderme y no puedo, me detienen las ganas y el temor; llega una lluvia dorada mezclando el gusto, acariciando con la calidez de una lagrima el fondo de mi alma. En mi garganta se atragantan las palabras, y solo acierto a tomar un libro entre mis manos, rebuscar una de sus frases y repetirlas a dúo, encontrando así las palabras que no salen, que ya fueron escritas hace cientos de años esperando  el instante que no puede detenerse. – Dónde está un vendedor de tiempo cuando se necesita?

Y de pronto reconocí tu cuerpo como mío, cada espacio exactamente en su lugar, huecos expresamente para ti, para mí y descubrí tu sabor, mezcla de generaciones, de bohemios parranderos, alcohólicos, ebrios, felices. Compartiendo un vaso, un gesto. Y fueron tus palabras cuna de mis sueños, la nana de mi cuento y navegue a la proa de tu barco como buen grumete  que arremete contra las olas. Y fue tu cuerpo principio y fin, estrategia no planeada, final no pactado, grata sorpresa.  -Dónde están los hombres grises a los que Momo ha perseguido con saña?

Y seguiremos soñando; viviendo aunque la vida se nos vaya en ello.

 

05/3/17

Mentiras y Gordas

Yo le quería decir la verdad por amarga que fuera…

…pero ella prefería escuchar mentiras piadosas

Y uno a veces vive en una burbuja; se fabrica un cuento de hadas y un mundo irreal para poder sobrevivir; sobre todo en la web donde puedes ser quien quieras, cambiarte de sexo, de nacionalidad y de orientación, puedes incluso ser dos o tres dependiendo de los medios al alcance y la capacidad, porque no es muy simple mantener  los hilos de una mentira que se teje a trozos y la que por lo general vas olvidando. Y hay omisiones de la verdad, que por sonar bonito no suelen ser igualmente de fatales. Y no voy a adentrarme en el dogma filosófico que la verdad absoluta no existe, solo que por estos días en el ring de mis pensamientos ellas se baten en un duelo desmedido e injusto.

Tengo que ser sincera, a veces las digo; la mayoría de las veces por diversión o quizás porque no siempre la verdad nos hace libres, cuando tengo dudas prefiero callar y no decir nada; al menos a las personas que me importan, pero trato de ser coherente en lo que hago y digo. No suelo agregar un Te quiero como un slogan en mis comentarios y muchas veces me cuesta decirlo –en vivo y en muerto-.

Y un día una mentira te golpea y haces de ella una historia, atas cabos y te das contra la pared y sangras, vas perdiendo la fe en el mejoramiento humano a despecho de Martí que según cuentan no fue el mejor ejemplo de verdad, porque la mentira tiene los pies cortos y siempre se cansa de correr. Y no es mi post un ataque contra ella, seguirá existiendo para bien o para mal de los que la necesitemos en algún momento. Aunque las olvidemos y se imponga la disculpa y el perdón. Yo prefiero las verdades crudas; a la cara. Te dejan sin aire, extenuada pero molestan una sola vez, luego puedes quedarte con ella e incluso creer que es mentira en tu interior, como si fuera una novela rosa.

Pero lo bueno de lo malo es que al final la verdad siempre se impone,  y de vez en cuando una mentira anidará golondrinas en mi pecho y una verdad volverá de sal las estatuas. Es como el amor y el olvido, ciclos que no dejan de repetirse.

Y como canta Diana Fuentes lo que hoy es luz, mañana es sombra, lo que fue lluvia será sol.

Intentemos vivir en la verdad cada día, al menos en la que creemos.

 

 

05/1/17

Tres

Porqué tu visión fantasmagórica redondea los cálices de estas horas

(AP)

-¿Vale  una imagen más que mil palabras?

Las emociones suelen jugarnos malas pasadas, le dejamos a la imaginación la tarea que le corresponde a la vista, el tacto y el conocimiento. Soy adicta a ellas, tengo que enlazarlas para que no me salgan muchas veces, cobran vida propia y se apropian de mis sentidos, como el que ahora se adueña  ante el descubrimiento de lo abstracto.

¿Y cómo escribir sin delatar?

Son tres y uno es muy grande, cubriendo más de un espacio, horadando interminablemente; infinitos puntitos que conforman el todo , se entremezclan sonrisas deformes, lanzas, espinas y huesos, toda una danza infernalmente mágica y hermosa que me recuerda la lucha sangrienta de los galos contra romanos, o a Ragnar buscando tierras para hacerlas suyas,  aquel legendario vikingo que tan divinamente han representado en la actualidad (¿así de guapo habrá sido?). Y abundan cuernos que profanan espacios,  presumiendo abundancias  y el cofre de Pandora no quiere cerrarse ;  las emociones se acumulan y escapan con la risa sarcástica de un duendecillo travieso que no llega asustarme, y por último llega la música sorda, el resonar de guitarras, bajos y vocales que gritan Serve you master o Seven enemies  y es como un barco pirata ante una puerta, cierro los ojos e imagino lo que desconozco, y  retumban en mis oídos las cuerdas; no llega a atraparme y sin embargo me trasmuto en el ser que puede apreciarla y perpetuarla en su carne; un amor que desconozco: el de ilustrarse en aras de un amor igualmente cierto.

¿Se mantendrá firme como esas huellas indelebles que lo acompañarán siempre? , ¿alguna vez cruzará el arrepentimiento por ahondar en su carne lo que hoy ama con tanta fuerza?. Y es su cuerpo como un libro que no puedo leer, me sobrecoge la altura y me deja exhausta como esas canciones que me gustan pero ignoro la mitad de    las cosas que dicen; -la verdad está allá afuera, repite Fox cada noche y la mía hoy está dentro;  en los pequeños pixeles que me han atrapado,  a la que me aferro para encontrar una razón para desplegar mis dedos, esos mismos que quisieran recorrer lenta y descansadamente el eterno espacio en que no está.

04/25/17

Amor y Letras


A Helly, por la niña que lleva dentro.

 

Por estos días he hablado mucho de amor, globalizado y extendido a la familia, los amigos, las cosas, la vida. Pero hay amores que sorprenden y callamos, por vergüenza, inusuales y hasta ilógicos. Y hay otros que gritamos a los cuatro vientos (como un video que veía ayer en Clave, todo el mundo sonriente y feliz, abrazos y besos a montones). Y este post como que se sale de la que soy, no me veo como una mujer romántica, aunque en el fondo tendré                que aceptar que me pone por las nubes una canción de Raúl Paz o una voz que susurra mi nombre en la distancia, e incluso unas letras parpadeando en mi móvil. Una amiga me habla de su inconfesable amor y me quedo embelesada de la pasión en sus palabras. Y aunque el amor a veces duele, es preferible al vacío de no querer, porque puedes querer a tu hijo, a los papás, al hermano y hasta a la humanidad, pero no es igual y un pedacito de uno requiere de esa parte, hombre o mujer que te hace verte en su mirada, más allá de las incomprensiones o desavenencias que las relaciones traen consigo. Por algo el amor es el tema más frecuente en las canciones, poemas y postales. Y en nombre del amor a veces se ensucia el alma, se violan reglas, dogmas y aparece el socorrido refrán que en la guerra y el amor todo se vale. Y las mariposas revolotean y se vuelven orugas a veces y lloramos, reímos y buscamos siempre un amigo para contarle lo bueno y lo malo, y no importa la edad, o la capacidad física o mental. Y nada mejor que el final del Amor en los tiempos del cólera, ese amor que nunca deja de emocionarme…

 

El capitán miró a Fermina Daza y vio en sus pestañas los primeros destellos de una escarcha invernal. Luego miró a Florentino Ariza, su dominio invencible, su amor impávido, y lo asustó la sospecha tardía de que es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites.

-¿Y hasta cuándo cree usted que podemos seguir en este ir y venir del carajo? -le preguntó.

Florentino Ariza tenía la respuesta preparada desde hacía cincuenta y tres años, siete meses y once días con sus noches.

Toda la vida – -dijo.

 

04/12/17

Musical mente

Y andan de fiesta mis neuronas, se han mudado de música y me piden salsa, casino y un poco de rock. Y me vuelvo un lío viajando por el Subsonic y atino a ponerles..

ya …ya me estás gustando más de lo normal,

 todos mis sentidos van pidiendo más,

 esto hay que tomarlo sin ningún apuro….

 Y mi cuerpo se agita junto a ellas y el recuerdo de un cuerpo masculino me incita a seguir explorando sonidos sensuales y sigo buscando y no puedo dejar de bailar incluso con algo más suave…

…enséñame a rozarte lento,

quiero aprender  a quererte de nuevo

susurrarte al oído que puedo

si quieres te dejo un minuto

pensarte mis besos, mi cuerpo y mi fuego

que yo espero si tardas..

Y me arriesgo aún más,  ritmos muchos más duros y fuera de mi alcance, pero igual necesito incluir porque me mueven el piso al que no llegan mis pies en una danza burócrata

..end this,

cleanse this Rebuild and start again

obliterate what makes us weak

end this and embrace the destruction

end this to embrace new life

Y con música me despido por unos días, me voy de vacaciones, días menos de los que me he ausentado a mi Sur; necesito respirar calma y sosiego, dormir hasta las 10.00, saltarme horarios, violar espacios en mi casa y cambiar alguna que otra luz. Beber, bailar y explorar en cacofonía verbalmente incorrecta pero lingüísticamente perfecta. Pero sobre todo estar en paz. Volveré con historias, algunas no publicables, inventadas  y nos leemos. Y sigo cantando…

…tus labios, mis dientes, crujientes rico pastel,

fuego en tus pupilas, tú cuerpo destila tequila y miel,

si Dios puso la manzana fue para morder,

¡!Ay Dios te quiero abrazadito hasta el amanecer ¡!

 

 

04/8/17

Elecciones

Tengo una amiga que se pierde en un laberinto de palabras y ni siquiera Adriana y sus hilos lograrán hacerla encontrar una salida justa; y digo esa palabra a falta de otra mejor, porque muchas veces es tan hermoso vagar a tientas y observar la flor que nace de una sonrisa que no puedes ver, el verde que confunde las puertas y los pensamientos se confunden con las mariposas que revolotean invisibles a tu alrededor. Y lo intangible desaparece, estiras tus manos y puedes sentir, palpar y te estremeces como hoja de papel cuando en un susurro escuchas unas palabras que no se pronuncian  y el que te mira no imagina que levites como hada tierna de Nunca Jamás.

Y muchas veces trato de hacer las mejores elecciones, y las peores me persiguen y las disfruto aunque diga que no y luego si, y ni yo misma sepa. Lo cierto es que solo cuando ando entre elecciones fatales soy capaz de escribir a una rosa o un carboncillo estrujado.

Y de pronto me dan tantas ganas de escribir un atisbo de poema y colgarlo aquí, como elecciones pequeñas ahora que desde mi ventana veo escaparse el sol junto a una taza de café y una estrellita…de anís

 

Te amo, cazador de sombras,

Insomne caballero de las noches blancas

Con tu pluma arrancas uno a uno,

trozos de mi piel para escribir tus versos

 Luego los regresas a mi cuerpo cansado

Y las palabras cobran vida en mi carne,

Me hieren y le sonrío al dolor,

a la punzada dulce de saberte,

una vez más;  en mí.

 

03/14/17

Paz a lo Raúl.

…Hay gente muy loca de tanto inventar..
(Película, RP)
Gracias a Daya y Orlando por sus letras,
al amigo Tony por el mareo que le he causado y a Raúl por su voz.

Desde hace un tiempo estoy enamorada de las canciones de Raúl Paz, y eso casi que es redundar para los que me leen. No les voy a ofrecer una mini historia de su vida, porque sólo sé lo necesario y casi que es nada. Me encantan sus rizos, su desenfado para vestir y la tranquilidad con la que lo he visto expresarse (en muy pocas ocasiones) en el canal clave. No pocas veces he usado sus canciones para decirle a alguien lo que pienso y se va haciendo habitual en mi Estado Zen, me apena que la televisión en las horas libres no lo promocione más, porque considero que su música es de las que dicen cosas; esas mismas que quisieras que se te hubieran ocurrido para cantarle a alguien querido….
Pienso en buscar su nombre, luego lo encuentro y lo quiero.
Vuelve a caer la noche y llueve fuera de nuevo.
y mis amores pasan de moda entre el adiós y el encuentro.
Y no es plagio, siempre aclaro so pena del desconocimiento que hablo de canciones e intento hacerle promoción al cubano-francés que sabrá Dios por dónde anda ahora. Y es que sus letras me vienen siempre a tono, porqué hablan de mis deseos y eso lo saben mis queridas amigas Du(j)da y Shere cuándo les pido que quiero un bohemio-alcohólico y me recuerdan que esos ya quieren pepillas y yo debo conformarme con algo bien diferente; no les hago caso y sigo cantando al viento…..
Quiero contar historias de bohemios y poetas
De personajes sin gloria y canciones y profetas
De locos enamorados….
Acercarte con cuidado hasta mis zonas prohibidas
Y desbordarte de vida sin que sea demasiado
Llevarte conmigo a donde quiera que vaya.
Y mi post es un pequeño homenaje del que nunca se enterará, una pequeña fans anclada al norte buscando el Sur de su garganta para sacar a flote parte de las emociones baratas en las que me recreo, porque Marzo como los Idus me va devolviendo las ganas de escribir de retomar este espacio dónde encuentro siempre razones de volver a garabatear, y no puedo irme sin seguir cantando junto a él, lo que ahora mismo es más de lo que quisiera hacer..
A caminar sin motivo por una playa embrujada
A descubrir los caminos y alumbrar la madrugada
A imaginar soluciones y provocar las miradas
A disfrutar las sonrisas que nunca serán contadas
A imaginar las razones para que sobren las ganas.

01/31/17

Siempre Carlos

…tengo derechos y amor, que duermen bajo su cama

siento temores porque el mundo se está poniendo tan negro

pero la luz de su mirada, me rescata del infierno

voy a inventarle una sonrisa…

(Moneda Dura)

Una vez más; a Carlitos

Y a Duda; amiga por su luz maternal

 
64199-fotografia-m

Hijo mío:

Hay días en los que quisiera ponerme alas, remontar al cielo como ave fuerte que no soy; encontrar la estrella perfecta para sustituir esa que perdimos y prendía de la pared del cuarto dónde no duermes; ese al que quiero enviarte a veces para estar sola. El mismo que aún no sientes que es tuyo porque a veces intento que el orden y concierto se imponga olvidando que sólo tienes ocho años y eres tan desordenado como lo fui (y sigo siendo) a tu edad. Anoche me miraste con llanto contenido por quererme siempre cerca, me prometiste no preguntarme nada de lo que veía, solo querías estar ahí e injustamente te mandé a dormir. Olvidé por un instante el sacrificio que la maternidad implica, mi cansancio no me dejo espacio para ti  en ese momento y luego no pude dormir. Te enfrenté como adulta y sólo me devolviste tu mirada, esa en la que imaginé el perdón por quererme y no deja de dolerme. Lo siento Carlitos, perdóname por los momentos obsesivos en los que me preocupo más de cocinar, que darte la atención que necesitas. Perdóname por no ponerme de rodillas para estar a tu  altura a la hora de hablarte, de regañarte cuando lo necesitas. Perdón por esas tareas que me he perdido en aras de que ganes independencia. Ser Madre es la tarea más complicada que me he enfrentado, podría desollar un león por ti sin miedos y me pierdo en el intento de la grandeza, el minuto que no respondo a tus preguntas. Contigo aprendo a ser mejor, por ti me crezco para alcanzarte.

Gracias hijo mío, por luchar tu visibilidad y mi alegría. Te las debo.

Te quiero siempre, hasta el infinito y más allá.

Mamá.

12/29/16

Diciembre 31

Ingravidez

A mis amigas Maite y Yuleisi; por el encuentro

… les gusta ser tan altas cropped-cropped-desnudos-artisticos-femeninos-10-1como la luna, pero también volverse pequeñitas como aceitunas, que transforman lo eterno en cotidiano, amigas.

El bar de mala muerte rezumaba humedades, el humo era una niebla espesa y en contraste el frío arrasador.  ¿Hay color en el frío? Una barra hermosa dentro de tanta podredumbre destaca en  una esquina, la adorna el barman oscuro –demasiado- apenas se distingue por la blancura de su vestuario y la sonrisa eterna, –parece de cera– me dijo Maite y volví a mirar desenfadadamente al tipo musculoso. –Estoy cansada de esperar, ya no vendrá la gatita, le digo con ganas de irme y no, he viajado mucho para estar con ellas. Maite es tan alta que me da vértigo, la suerte es que prefiere las sillas bajas y estamos casi a tono, reluce en el bar y todos la miran; me siento rara, invisible; hasta que llega ella. Es la misma cara de los perfiles, la sonrisa eterna y sus ojitos de gata. La falda tan corta se lleva las miradas y no ahorro el grito que en perfecta acústica resuena en medio de todo…!!!Shereeeee!!!. Y nos fundimos en el abrazo esperado por años, en la mirada escrutadora de las tres en perfecta sintonía. ¿Seremos las mismas, aquellas de entonces?.

La noche queda en lo incierto, el telón cae dejando a escondidas el encuentro. Las chicas marchan como soldados en armonía y se cuentan, rehacen historias. Una mirada cómplice desde la barra las incita a dejarse llevar sin consultar las horas, sin pensar en los hombres que dejaron en casa, los niños a buen resguardo e incluso las madres preocupadas las dejan ilesas, libres de polvo y paja; de excusas para retirarse. ¿Qué pasará,  serán las de entonces las mismas de ahora?

El amanecer  las descubre, botellas rotas marcan un camino prohibido. Comparten un cigarro y la última copa, sin maquillaje contemplan el nuevo día, el nuevo año. Vacías están las bolsas de palabras, vacía está el alma de tanto dar y se llena el domingo de luz. Poco a poco vuelven los colores, se comparte el rímel y el rouge; el peine y la esencia de jazmín. Se recomponen los cuerpos,  las ropas y la belleza fluye en ellas. Aún sigue intacto el brillo en los ojos, la certeza del encuentro, la fugacidad eterna del momento. Y se despiden, una lágrima acompaña la lluvia desprevenida y se dicen adiós, con promesas de hasta pronto.

Y el día vuelve a lo cierto, sube el telón mostrando el andén fantasmal que las despide, silba la sirena a lo lejos, el barman cierra la puerta y su cara es cansancio y dulzura. Se lleva una historia entre pecho y espalda, la posibilidad del sueño y el estribillo de una canción. Nunca antes vivió algo así. ¿Cómo será volver a encontrarlas?

¿Cómo será encontrarnos?

 

12/23/16

Extraños

HannSe miran, presienten; tropiezan. Desconoce su nombre y a que se dedica, le deslumbran los colores de su rostro y el pelo ensortijado; su frente despejada y los vaquero ajustados. Siempre se encuentra su mirada, se saludan sin hablar ni movimientos de cabezas ;  nada  les descubre quienes son y que hacen, pero se saben ahí cercanos. En la cola del comedor ella lo encuentra, descubre su mirada y no hay sonrisas ni un qué tal, todo es nada; pero él se sabe a descubierto, como ella.

Es sólo uno más, pero siempre puede verlo. Quiere pensar que es parte de la química o física. Es algo que siempre encuentra, como uno en un millón o la aguja en el pajar. No importa. El existe como el fetiche que se ha inventado para ver la diferencia de los días y luego lo olvida. Se olvidan.

Y es que siempre hay alguien, inexplicablemente anónimo que te hace ver la vida diferente. Puede ser él que espera la guagua junto a ti; el vendedor de rositas de maíz  o el vecino nuevo con el que no te atreves a cruzar palabras.

Eso me demuestra que las ilusiones y descubrimientos mueren con la tumba, van a la misma caja dónde tus restos reposarán por todos los tiempos, que nada ni nadie es tan viejo como para no sentirlo.

¡Ay fetiche, objeto de adoración mía!

Siempre hay alguien inexplicablemente ajeno que te hace perder el rumbo, horas para ver sin detenerte en saber,  que hay detrás; quién será.

¿Y tú tienes algo así? ¿Alguien que no sabes que es, pero está ahí?; distante y eterno.

Háblame, intercambiemos, desde mi Sur

12/20/16

The winter is coming…realy?

Game of Thronest.S06E02.Home[14-13-49]Diciembre entre brumas ya va de paso, me voy quedando con las ganas del  frío y la bufanda de colores para estrenar. Comienza la cuenta atrás del año viejo y se afila los dientes el próximo, ya me canso de hacer cierres y conclusiones   que podía cortar y pegar de los anteriores. Casi lo mismo de siempre, amigos que se van;  amores que mueren y sueños inconclusos. Pero a pesar de todo Diciembre me marca, me trae el recuerdo de palomas y células muertas, la nostalgia por mis amigas que aún no conozco y la ilusión de encontrarme con alguien recién estrenado. Y porque felicitar y desear parabienes no pasa de moda, aunque se escuchen cada vez menos, y no tengamos un árbol al que acurrucarnos la noche de navidad a buscar regalos, muchos ya andan de fiesta, otros lloran sus pérdidas e  incluso algunos las encontradas, otra parte trabaja (como yo) con la cabeza llena de números y pájaros, música y tachando cada día como si el 2018 fuera la tierra prometida.

Y sí me vale dejarles mi agradecimiento a los que me leen, a mis amigas Dud y Shere mis lectoras más fieles y entrañablemente amigas; a un gato que me inspiro tanto con tan poco, al innombrable amigo de las peceras y ausencias; a mi amiga Liuba que nos hemos acompañado en todo este tiempo de soledades; al Casanova por hacerme su musa y regalarme su tiempo y poesía, a una caracola desconocida que no deja de pasarse por el sur y a otros anónimos amigos-desconocidos en tiempos de amor, nostalgias y sombras.

A mi Carlitos querido, que no entiende aún que es mi fuente mayor de inspiración y a mi Madre a la que le debo la vida y más.

Gracias por estar aquí, por mí; por el Sur.

¡Felicidades!

12/7/16

Ella y el

Leer

Sé que me estás leyendo, ajustas tus espejuelos y sonríes, -lo logra-, dices por lo bajo  te sientes tan grande que tropiezas con el techo como Alicia cuando empieza a crecer y no encuentras una de esas cómeme para volver a tu sitio, logras enroscarte discretamente y te acomodas en tu silla hasta que vuelves a tu forma. Piensas en responder para luego arrepentirte, siempre volviendo atrás, sobre los pasos perdidos de aquel libro que no te atreves a buscar, el backspace que no te abandona, la página en blanco y vas a la cruz y se va, te vas como siempre.

La leo e imagino el momento en que escribe, apurada sobre el teclado, usando todos los dedos en perfecta armonía, los audífonos suenan cualquier melodía de Sabina y piensa en mí. Como decirle a esta mujer que no encuentro una sola palabra que pueda corresponder el caudal imparable de las suyas; que me vuelvo tan pequeño que no alcanzo a ver, me pierdo en las calles de su ciudad, no logro descifrar su mapa y me quedo fijo, inamovible frente a la imagen en la que me descubro.

Esta es la última vez que escribiré por ti, la  mentira eterna que me invento para darle drama a mis letras, te quedas rezagado, me engañas con promesas de días futuros, busco un código oculto en tu mensaje de cuatro palabras, y el mío se lleva más de los caracteres permitidos y una voz susurra: crece, crece, crece. Los números del almanaque bailan la danza de fin de año y me hago una promesa: el año que viene dejo de hacerlo.

Vuelvo sobre sus letras y lamento mi lentitud, mis torpezas; la falta de tacto y el miedo que no me deja decir más que palabras huecas, cuando debí decir, dije Diego o adiós y me quedé sin presente, sin el libro que lleva mi nombre y una y otra vez la busco entre los contactos, analizo las opciones de escribir o llamar y es mi dedo un backspace imparable. Los números del almanaque bailan la danza de fin de año y me hago una promesa: el año que viene lo hago.

 

12/1/16

Gentil Dama; tierna amiga.

Tomado de la pared de mi amiga Liuba

Tomado de la pared de mi amiga Liuba

Ella se desliza entre pinceles y lienzos, su obra cuelga de la pared cual dama retratada en su espejo. Las Fridas que la habitan la visitan transfiguradas incitando al delirio y la locura, odia las clases de Inglés que la volverán ajena en la tierra prometida y es Ella la amiga de los consejos inservibles y el batidor de café que yace a la espera de un par de baterías que lo animen.
Y siguen mis amigas cumpliendo años, en la cuerda floja de la vida; añejándose como el vino, madurando en verde y padeciendo los mismos dolores una y otra vez. Y la Dama en la pared se ajusta su máscara para ser desconocida, muestra sus pechos impúdicamente y se esconde en su interior coronada por labios dobles que no disimulan lo que muestran. Una flor azul, – inexistente- adorna su cabeza y entorna los ojos y me pide que escriba su historia, a la que he llegado distante y como esponja absorbo para nutrir mi saco de escribir, y a veces es tan pura que no imagina el daño de las palabras, decirlo todo, antes y después; dar sin recibir y pintar ilusionada esperando que el hombre que la inspira llegué a colgar su imagen disfrazada cerca de su cuerpo; inventar esquemas para atrapar en minutos-horas la magia de un momento donde convergen en cuerpo y alma.
¿Dónde llevaste el amor, muchacho de ojos tristes? en que camino extraviaste el camino, cocinero de esperanzas muertas; de que material eres que no queda más que la florecita tan parecida a ti, a ella?. Preciosa chiquilla que quiere pintar flores para su propio jardín, compañera de aventuras inseparable, luz y aliento de su vida.
No temas amiga al futuro, iluminas tu existencia con la misma facilidad que dibujas a ratos distantes y escribes mensajes sin esperar respuesta, disfruta tu propia fiesta, hazte el amor; la guerra y grita al viento tu nombre. Se entera y completamente feliz. Mucha gente te acompañará en tu fiesta única, contaremos las horas, los días; meses para verte y estaremos felices de los reencuentros por venir.
Habrá quién lamente tu ausencia y no tenga maneras de hacerlo saber, quién se arrepienta por cada palabra hiriente que dijo y el peor castigo será tener que vivir con ello.
Yo engalanaré mi casa, mis paredes azules, y te prestaré mi mesa que tanto te gusta, pasearemos juntas de la mano de chiquillos rebeldes que terminarán haciendo migas irremediablemente, haremos de tu no-cumpleaños posterior una verdadera fiesta.
Felicidades, desde el Sur de mi garganta; del 38, del mar; de Carlitos y de todos los que te queremos.
¡Felicidades!

11/29/16

La Muerte, la vida y el tiempo.

200px-La-muerte-iconografia

Hace unos días mi amiga Dud hablo del tiempo en su blog, y me fui quedando sin tiempo para responderle, tuve millones de razones para no hacerlo. Hace una semana he sido participe de tres funerales de familiares y amigos, hoy supe de la muerte inesperada del esposo de una prima de mi padre, estaban esperando ilusionados el domingo para volar a visitar a su única hija en España, un derrame cerebral le arrebató el viaje y ella vuela desesperada a Cuba a darle el último adiós a su querido Padre, me pregunto si le alcanzó el tiempo para hacerle saber cuánto lo quiso.

En estos días anda lloviendo realmente muerte, se disemina por mis cercanías y yo me siento presa ante el dolor de mis amistades, familia y el mío propio. Son cosas que no tienen remedio, por muchas creencias que se lleven y fe en otra vida después de la muerte, es inexplicable todo lo que uno se replantea en instantes como este, y lo primero que nos viene a cuento es amar a los nuestros, gritar al amor en cualquiera de sus facetas y vivir; no es extraño oír decir en momentos como este –hay que vivir la vida-, como si fuera algo distinto a lo que hacemos a diario.

En mi caso, tengo una lista interminable de cosas por hacer cuando tenga tiempo, la mayoría de ellas son algunas que considero postergables como pintar mi casa o arreglar un tomacorriente, otras más inmediatas las subo y bajo del escalafón constantemente y termino sin hacer nada, imagino que sea similar en casi todos, le robamos al día minutos para sentarnos frente al televisor buscando un entretenimiento que no llega y así me perdí la superluna que me propuse ver la semana pasada y el acordarme hacer un trabajo de plástica a mi hijo. La muerte es la única certeza que no se vuelve atrás y de pronto me sobrecoge un estremecimiento y me obliga a escribir sobre ella, pero mañana o pasado la vida se impondrá y seguiré perdiendo las horas frente al televisor o mirando el techo de mi cuarto, viviendo como si tuviera el don de alejarla, haré planes para el 2017 y conoceré a mis entrañables amigas Shere, Dud y Dannes.

Porque lo bueno de lo malo es que el dolor no se escribe con tinta indeleble, ante la muerte uno se queda sin palabras, no queda más que guardar los recuerdos en el corazón. Cuando era niña leí una historia cuyo final no olvido: Un hombre no muere mientras los vivos lo recuerdan.

Que descansen en paz mis muertos queridos y los de todos ustedes.

Cementerio

11/22/16

Amistad y Distancia.

A Reiza en la distancia,
18210_514161501941978_1754938317_n
…sólo quiero hacerte saber, amiga que estés donde estés,

Sí te falta el aliento yo te lo daré y te estaré escuchando aunque no te pueda ver

Alex Ubago

(Fantasía o realidad)

Tengo una amiga que emigró hace algún tiempo, se marchó con su esposo a la tierra prometida. Se llevó muchas cosas con su partida, entre ellas la certeza de tenerla cerca y la calma que me trasmitía con su presencia. Recuerdo que acostumbraba llamarla cada día para charlas las mismas  cosas. Mi amiga es de esas personas que siempre quieres tener a mano, nunca te quitará la idea que llevas aunque no esté de acuerdo, te oirá largamente el mismo cuento de siempre y se reservará sus opiniones si van contra las tuyas; sobre todo si la amiga se parece a mí y odia que le cambien el rumbo. Tiene una calma serena que denotará en punticos rojos por toda su cara y pecho de salirse de su sitio, es una excelente hija y hermana y supo dejar en todos las que la conocemos la añoranza por su regreso.

Este fin de semana me ha comentado de su nostalgia, una nostalgia de verdad-verdadera, tan diferente a las de las que he escrito en días anteriores, me he sentido culpable y débil, no puedo imaginar lo difícil que puede ser estar lejos de la gente que amas, porque a veces todo lo bello del mundo no alcanza para llenar los vacíos que dejan las distancias.  A veces no basta –supongo– tener Internet al full, oprimir una tecla  y te salga un paquete de galletas saladas, o usar un solo vestido para una ocasión, pero además mi amiga no es de esas de los armarios llenos y tener dos cosas de lo mismo, no es siquiera de comidas sin serie y de querer estar conectada como quisiera yo a las redes. Ella es de familia del campo, de esas que cuanto más son mejor y sé que no hay día en que no piense en los suyos, de los que también me precio de formar parte.

Su esposo es el Padre que eligió mi  hijo  sin mediación alguna, sin apenas hablar lo bautizo con el papá que se le ha quedado, formando parte del ciclo de nostalgias que armamos desde ese lugar cuyo nombre no sé escribir; Atesoramos muchos recuerdos juntos, cumpleaños, vinos tintos, rosados y blancos, pido a Dios para que el futuro desde otra perspectiva nos vuelva a reunir lo más pronto posible.

Desde ayer me he quedado pensando, no puedo hacer nada por animarla, ya que últimamente solo le he contado de mis cosas rotas y trastornos, debí haber sido más cauta, pero no sería la amiga loquita que dejó en este pueblo prestado si fuera diferente, sé que la haré derramar una lagrimita, es una llorona al igual que yo; pero después estará contenta, la distancia siempre es más corta cuando se está en el corazón de la gente que se quiere. Volveremos a vernos  y nos iremos de tours, reiremos y mi chico inoportuno reclamará atenciones, seremos felices como antes, como siempre.

11/17/16

Ubicuidad

Esquizofrenia10 (1)Estoy perdida,  siento el canto de una sirena y no puedo creerlo. Las luces del frente me dan en la cara y soy una mueca adolorida. La suerte es loca y cualquiera le toca; a cualquiera no, a la segunda y tercera persona del singular sí, a la primera y más importante no.  Yo y la suerte nos la hemos jugado, ¿no vas a venir a verme con los ojos abiertos verdad?, ¿vas a cerrarlos para no ver mis ojeras  y el desencanto porque te has vuelto atrás?. Bailarás la  danza del vientre y tu espalda se alzará y encontraré a la osa mayor entre tus lunares, eres tan bello que podías ser una mujer, la mujer barbuda del circo, escalofriante con tu mirada hueca, ¿de qué color son tus ojos?.Me gusta mirarte como acaricias al perro, el gato maúlla; se escapa y viene a mis manos, se acurruca en mi vientre a beber de mi ombligo. Apaga la luz, quita las cortinas, deja que los vecinos nos vean, que se amontonen en las ventanas y griten que nos callemos –no paren–  dice el más viejo: –toma mi báculo que lo de tu hombre es pequeño-. Ya llegó el pan grita él de arriba y te empeñas en encontrar la salida, corres y la puerta no existe, la ventana estrecha no te deja salir. Una vez más, déjame verte, diluirte; quiero medir tu apéndice, me basta y es suficiente; grita por Dios que es una llamarada y no te escucho. – Me gusta, me gusta, lo repites hasta que me lo creo y el vino se vuelve blanco y sabe a tinto con almendras. ¿De qué estarás hecho?, de papel que eres  frágil y efímero,  eres una manzana, tan blanca, lisa e insípida; me gustas tanto. Todo da vuelta y estás en el centro, en Phi, el equilibrio, las 3 y 14 de la madrugada y sigues aquí, sereno – vete, fuera el gato, el perro; tú y ese maldito cuerpo que me embruja. Te amo, te odio; se me cierran los ojos, tengo que dormir, ya no escucho a la sirenas, no veo el cielo ni el verde de tus ojos, me vuelves loca muchacho, voy a la cama y siento que me cantas dulcemente una canción de amor…dentro me quemo por ti, me vierto sin ti.

11/1/16

De gustos y otras golosinas.

Del paladar y otros sabores quiero haDaniel_radcliffe_equusblar hoy; de la química por el sexo opuesto o “el puesto”. Del tipo, ese que siempre encuentra similitudes cuando mujeres u hombres nos sentimos atraídos por otra persona, ¿de qué va?. Confieso que no he leído literatura al respecto ni voy a buscarla, partiré de mis ideas y de mis amigas, que me suelen aportar más material que la ECURED a la que tengo alcance. En mi caso particular le he encontrado respuesta en el recuerdo de mi primer gran amor, un chico  algo desnutrido de ojos verdes, pelo negro y piel blanca salpicada de lunares. Todavía hoy cuando me lo tropiezo no deja de revoletear una pequeña mariposa por la atracción. He tenido diversas relaciones dónde las excepciones han superado la regla, pero no dejo de reconocer que cuando me pasa algo por delante con esas características tanto en vivo como en “muerto” se me despierta esa cosa que no sé cómo nombrar. Haría una lista interminable nombrando personajes reconocidos, que suelo compartir con mis amigas. Porque señores, el gusto es físico, aunque por suerte para muchos este puede variar hasta el infinito. Un ex es fans a las gordas, con grasa y carne; mi cro de trabajo le gustan las mujeres menudas a las que pueda manejar o maniobrar (diría yo). Y estoy dejando fuera los atributos que acompañan el cuerpo porque ese es otro gran dilema; mi amiga Shere no entiende como Duda y yo podemos sentirnos fascinadas por “una mente maravillosa”, ella es más real y concreta, no cree en la magia de la palabra; yo me pierdo con ella –me gana- . Pero hay veces en  que la realidad  (como siempre tan eficaz para devolverte la cordura ) te demuestra que no todo está regido por normas, ¿se puede aprender a amar?, ¿podrá sobrevivir una relación dónde la física-química la sustituye el compromiso, la entrega y las buenas intenciones?, puede existir una relación dónde “no hay na´que ver el uno con el otro”, pregunto,  porque tengo otra amiga que lleva mucho tiempo sola, y se le ha presentado un candidato real, lejos de todos sus gustos, pero muy certero y práctico y quiere intentarlo en aras de encontrar un asidero y una esperanza para lo cruel que es la vida sola.

Yo me quedo sin argumentos, porque una cosa es decir y otra hacer. Hay momentos que son llevaderos para casi todos (ojo, hablo de personas normales, de la media), comer juntos, salir de fiesta; ver televisión y hay otros que llevan y exigen pasión, deseo y entrega, y hablo de la cama, por no decir sexo; digo cama para mostrarnos cuando no tenemos afeites ni ablandamiento previo. ¿Puede sobrevivir el sexo sin la física-química?. ¿Se aprende a sentir?.

Dicen los viejos y nuevos que el gusto entra por los ojos, otros que no sabes si te gusta hasta que no lo pruebas.  Para mí hasta ahora me ha sido imprescindible la química, esa que te pone encendida, la que no puedes explicar de qué va y la verdad es que para mi amiga sería bueno una relación pero mirándola desde mi punto de vista, tendría un compañero, otro buey para el arado de su vida que estará en pie hasta que aparezca uno que le recuerde el escozor en el centro de su cuerpo, pero yo no he sido buena en relaciones; no soy una fuente segura, soy pasional y suelo equivocarme.

Que hacer?

PD: La imagen fue el detonante de este post.

10/28/16

Carlos

Imagen 507Hija soy de mi hijo; el me rehace.

José martí

 

Mi niño se está haciendo mayor, ya se cree mi dueño y me hace recomendaciones cuando voy a salir de casa, – Pórtate bien, – no gastes mucho, – cuándo cobras? O – no te demores, son frases que acostumbra a decirme. Yo lo miro y no sé si comérmelo a besos o magullones. Ahora me clasifica los novios, los quiere desde pilotos a carpinteros, todos ellos con un fin material dónde él será el favorecido. A veces intenta realizar chantajes emocionales al estilo de – yo soy tu único hijo o – mira que eres linda mamá, o simplemente me llama en mitad de cualquier cosa para decirme: -te amo. No pretendo engrandecer su imagen aunque para mí sea un gigante inalcanzable; simplemente quiero plasmar la capacidad que tienen los chicos para lograr sus objetivos con la mayor sutileza del mundo, saber poner los morritos en el momento justo y dar los abrazos cuando más los necesitas.

Pero también los chicos suelen ser lo suficiente malévolos como para romperte algo querido, y decirte con mucha naturalidad que eso no es nada o que todo lo tuyo es de él, pero lo de él es solo suyo, parece un trabalenguas, pero no he logrado sentirme co-propietaria de su TABLET, cuando él se auto-proclama dueño de todo lo mío, me aclara con puntos y comas que la TABLET se la regaló su tío y que él me la presta, cuando él no la use o a cambio de usar mi cell. Siempre están dispuestos a negociaciones a su favor que no cumplen y sin embargo no olvidan una promesa loca hecha 6 años atrás. Es increíble como suelen aprenderse de memoria las canciones más difíciles y les cuesta recordar cualquier cosa relacionada con la escuela, o llegar al último nivel de cualquier video juego y luego como mi chico, escribir enfermo con H o transcribir lindo cuando ha leído bonito.

Yo trato de no pensar en el futuro, no me quiero imaginar su adolescencia y si seré una madre permisible; la verdad no quiero. Ahora sigue siendo un niño dulce y en extremo cariñoso, contándome solo las cosas que quiero oír y apegado mis normas. Casi siempre creo que no lo hago bien y las tareas escolares me resultan tan odiosas como a él.

Compartimos la adicción por Aída, las pizzas y los regueros; visitar a los amigos padres de los suyos y comer fuera. Me fajaría con todo aquel que lo mire de reojo y me recuerde todo lo mal que lo educo. Ya quisiera que mi niño fuera un modelo de ejemplo, un alumno aplicado y responsable; pero con sólo 8 años perdería un poco de eso que vuelve tan diferente a los chicos, y lo prefiero así: distraído, elocuente y justificativo, me hace verme él y sentir que somos más que Madre e hijo: amigos.

 

10/27/16

Odiseas de Invierno

redes-sociales-adiccionA ti amiga;  por la complicidad
Luna que se quiebra sobre las tinieblas de mi soledad…
¿Adónde vas?

Ella anhela la llegada del lunes y volver al trabajo no se le hace tan pesado como a la mayoría. Los domingos son días llenos de Vida y solo ella la distrae de la cotidianidad a la que se sujeta, sintiéndose libre de las ganas de anclarse a la silla de su buró. Y no es que mi amiga sea adicta a los números y a las informaciones que deben fluir como río calmado. El pasado ha vuelto a su vida, con luces verdes que ponen a prueba su capacidad de equilibrio. La culpa la tiene FB, la tecnología que dispara la invisibilidad y nada es secreto para quién se le ocurre visitar sus páginas. Benditos los que tienen Internet, porque de ellos será el reino de web, y allá va mi amiga buscando canciones que nadie recuerda o remontándose al tiempo de la fécula en el almuerzo donde nadie nos explicó (ni siquiera hoy) de que estaba hecha. Y ni el infortunio de la botella o las noches en una terminal logran oscurecer por un instante aquel tiempo en el cómo chicas buenas pasábamos unos años en la Universidad.
El nunca quedó en el olvido, su recuerdo marcó cada etapa de su vida y el dónde estará fue una pregunta inconclusa que ya hoy tiene respuesta. Ni siquiera el Comendador de Imperio logra eclipsar el brillo en sus ojos cuando me cuenta, ese que adivino tras las letras que recibo cada día, quisiera cobrarle por mis servicios de escribana (la que me creo), pero me basta con ser receptora de confidencias y sentirme tan feliz como ella por el reencuentro y las canciones que casi nadie escucha.
Y es que con ellos los mejores momentos de mi pasado vuelven igualmente; aquellos en los que bastaba cinco pesos para coger una guagua y volver luego de dos horas interminables en las dos únicas colas que había (el helado y la hamburguesa), el tiempo de la confronta, aquel club oscuro y lleno de humo en él que solo algunas a las que no le importaba la nota del día siguiente asistían. Fuimos seguidoras del 2, ese que algunas veces tenían la sorna de decirnos que era casi un 3.
Y luego después de….unos años, las ganas y el sentimiento no cambian, ella y él se sorprenden cada día en la distancia con los mismos argumentos y razones. Se buscan sin querer y se extrañan queriendo; porque Octubre trae en oleadas el recuerdo y el amor se impone sin barreras.
El tendrá que volverse tangible algún día, ella a diferencia de Penélope no lo espera en un andén fantasmal ni destejiendo a deshoras un tapiz incierto, pero lo tengo seguro: sí vuelve; será el que ella espera.

10/27/16

Dulce Octubre

12_1Camina el mes diez y todo empieza a cambiar, el tiempo; las ganas y el invierno revuelven las fibras de mi añoranza por el amor sexual, de dormir abrazados porque el tiempo lo pide y de que alguien te alcance el café a la cama al despertar.
El lívido ha vuelto, sin disfraces ni contrapunteos. Me tropiezo con el gato del tejado y más que sus ojos verdes pienso en las turgencias que me invadieron y el deseo de cercarlo en una esquina se impone a la cortesía del saludo, pero no me atrevo a romper las distancias, más por las que me impone que las mías (de que vale mentir). Y mi casa es un hervidero de señales que se amontonan. Y no llega un cobrador descarriado o un vendedor de colchones; y el que me repara el refri es una amigo de la infancia que me mira con pena de todas mis cosas rotas y al rato no me quiere cobrar porque se duele más que yo.
Y siento envidia de las historias de las que se encuentran un amor en la botella o al botar la basura; o las que van al médico y el del bicitaxi no le cobra por sus piernas y se le aparece al día siguiente a saber del nene con helado y galletas en las manos. Lo cierto es que mis historias de amor son las más raras del mundo; y hay algunos que me respetan y me dicen en la cara que no quieren aprovecharse de mi soledad y yo a punto de gritar: -¡Irrespétame chico, úsame!, que contradictorio resulta cuando hace un tiempo escribí de tantas penas y dolores, verdad?.
Y es que las humanas somos así, extrañamente loquitas; al menos algunas más que otras. Por eso a veces no es bueno ver cosas como las del otro día (no voy a contar), o pasarse un día viendo Sex and City descubriendo cuanto de común tenemos las mujeres respecto al tema, a las discusiones del tamaño del…pie, entre otras que se vuelven tan “chu-chu-chu” entre amigas.
Y es que el sexo se extraña, un poco más allá del complemento sentimental que a veces y con suerte trae aparejado. Y debería venderse en una esquina, así podría ir ahora mismo y comprarme un buen “polvo” y ser tan feliz como la Martina, aunque Pérez se pierda en la olla caliente del olvido.

10/14/16

La Nada y el todo, esa es la cuestión

Hace un tiempo las musas no se acuerdan de mí, vienen en los momentos en los que no puedo escribir; apenas imaginar. Luego viene la mañana llena de obligaciones y las ganas e ideas se vuelven humo ante mis ojos. Hoy después de tanto tiempo las ideas se arremolinan en mi cabeza y sólo quieren salir a esta página en blanco que voy llenando de letras –muchas veces incomprensibles- y que escribo? – hablar de mi no-televisor, que ya es cadáver insepulto?, o de la cama que ha vuelto a su espacio y no hay vacío en mi otra habitación?. Repetir la alegría o la duda que me persiguen cada día?. Bah….hoy voy a hablar de la Nada, esa que te invade a cada rato y te sientes sin ganas de algo, como de releer los libros de siempre o volver sobre el sudoku que hace un mes tienes a medias en el cell.
La Nada es el gran enemigo del Todo. Porque ella es la que causa todo lo malo o menos bueno que pueda pasar en la vida, ella te quita las ganas de sonreír cuando el Luisma repite con su “uniquez” – ah…porque el Luisma es tonto- o que las mariposas no aparezcan porque ese amigo que perdiste aparezca en mitad de la noche a pedirte una aspirina.
Y de pronto te encuentras enumerando las razones que conforman el Todo que te habita y no hay motivos para dedicarle un post a la Nada vacía que de pronto ya no quieres que exista, y te vales de cuanto recurso encuentras para que ella (la nada) se evapore y sea parte del Todo por el que respiras.
Perdón a los que me leen por ausentarme, por la falta de ganas y el tiempo. He vuelto, y de aquí al otro post no hay más que otra pequeña, infinita gana.

Gracias por todos esos que aunque ausente no dejan de regalarme sus letras y a mis queridas amigas Dud y Shere que no dejan de compartirme sus entradas (a las que no puedo entrar)

Temino mi post un día después, llena del Todo que me hace feliz, bipolar y extrañamente humana.

09/16/16

Acertada Gravidez o Dud for ever.

Que podré decirle a esta –ya- entrañable amiga que hoy (16) está de cumpleaños. Sobre todo porque me entero por ella misma, mi memoria; esa que no me salva de lo que quiero olvidar, borra sucesos tan importantes como los nacimientos de los seres que amo. Y es que en ella se conjugan todas las cosas que admiro y faltan en mí. Desde su bondad y condescendencia con personajes que sacan de las casillas a su ternura eterna, que la inmortaliza en su Ingravidez. Por su amor incondicional a los locos que se traspolan cada día, por tener la asertividad de no coincidir con los días en baja de ninguna de nosotras que somos fieles seguidoras de su talento.

Ella destaca en su poesía con delgadas líneas que pueden ir de lo más sublime hasta lo más perverso, del morbo a la inocencia. Y teje con sus manos una fina red que nos mantiene atados a todos.

Me perdí el conocerla, encontrarla a mitad de un trayecto, con un café prometido y un cartel anunciando su bienvenida. Pero sí que la conozco, tanto como si ella fuera el revés de mí, y al final no somos tan diferentes y lo que nos une es tan fuerte que ha superado como bien dice Dan, el entierro prematuro de Foros, e incluso en este momento mi alcance a su blog. Ella hace de emisaria entre  la Ingravidez y el Sur, para que no me pierda cada nueva entrada, cada palabra que gesta y da a luz en su afán de ser como se muestra en su página un hada buena que irradia paz y armonía.

Ingravidez

Me atrevo pues a regalarle un intento de verso libre, que brota como agua viva de los pequeños pozos de luz que quedan en mi alma.

Feliz día, de sobra sabes que te quiero,

A Maite, amiga.

Pálida y gentil dama,

perdida entre letras que gritan un nombre,

Arranca girones de su cabello

para atar las palomas que llevan cartas, susurros.

Del sur, al desnudo y la Ingravidez

No hay más que un salto, un click

Una esperanza, complicidad eterna.

Más septiembres cercan el ciclo ancestral

De tu belleza, la que dejas ver y la que no.

No basta gritar felicidades hoy,

Quiero redobles de tambores

Y el cañón de las nueve se escuche en

Otras tierras arrastrando la eterna duda,

De mi (nuestra) Duda.

 

PD: Disculpas, como poeta, soy remendona, pero te quiero entre todos los jirones, más y más.

09/9/16

Bobadas…

AUTISMO-1Estos últimos días han sido convulsos, me he trastocado una y otra vez en el ser bipolar que me creo. He escrito desde el dolor y la pena, hasta la alegría más sublime al pensar en el “Luisma”. No me da pena decir que he sentido aguijones en mi pecho y en otras no he podido parar de reírme. Pero en el fondo como buen piscis que soy me recreo en el dolor, y a cambio tengo la facultad de reconfortar a otros, e incluso hacerles ver que estoy “reconfortada”. Eso es algo que no he podido superar, es como si la pena me fuera tan habitual que por fuerza la atraigo una y otra vez. Es como esa Ley del Secreto que se habla: atraes lo que piensas, una y otra vez. Y sin embargo los que me conocen , me creen feliz, sin complejos; sin traumas y sobre todo valiente. Dud me diera de golpes y la Shere no sabe qué personaje enviarme para animarme. Y es que a ratos siento tantas ganas de darme dos bofetadas. Porque sé lo que me daña, incluso sé que no es lógico y aún está ahí, pinchando, a la hora del baño, de freír las papas (¡sí frío papas!), del desvelo de la media noche, e incluso ahora en que escribo. Yo añoro ser una mujer común, preocupada por la novela de turno, por sí Imperio se va o viene, e incluso en preocuparme un poco por pintarme las uñas, la verdad es que no me interesa eso (incluso las prefiero como las llevo, medio cortas y sin pintar).uñas-enfermedades-300x170

Pero lo más que quisiera es no estar justificando tanto lo que hago o digo, sobre todo a quienes les importa un pito mi opinión. Más de una vez he releído lo que escribo buscando en que frase extravíe el camino de un ser lejano y entrañablemente querido. O porque di mi opinión cuando nadie me la pidió. Y la verdad es que sí, tengo que ser dos o tres. Y porque diablos tuve que ilusionarme a la primera y creerme Tula e inspirarme en un tipo que me dio una noche de amor y desvelo. Releo mi post e iré corriendo a quitarlo. Porque lo cierto es que hay que esperar a que seque el barro para sacar cuentas y escribir. Al menos yo. Primero porque la gente normal se asusta cuando no has hecho mucho y allá va una y te cuelga en cubava algo así. La primera reacción es pensar en que estoy loca y la otra es que por supuesto de los locos mientras más lejos mejor.

Y luego me viene el momento de no ser yo, en los que cuento lo que me conviene a los que me conviene y me armo un enredo de mentiras  y verdades de las que siempre salgo mal parada; como ahora que quisiera borrarme los recuerdos de hace dos meses y son como hologramas que me persiguen a todas horas.

Y así muchas veces me pierdo los pequeños detalles de los que va la vida. De los términos medios, lo común.

Hoy estoy fatal, como media fina llena de huecos, y me corroe la urgencia de escribir, aún a sabiendas de que me leerá sabrá Dios quién.

Por eso quiero darle las gracias a Duda, a Shere, a Dan que de a poquito siempre me deja su cariño. A Daya y Dayrí que no pierden la esperanza de que voy a encontrar mi media descocida. A la madrina por tener siempre una buena opción. A Liuba mi amiga que nos hacemos cha-cha y me ha regalado un batidor de café con el que armo un reguero todos los días en mi cocina. A la culpable Jimaguita por darme el ánimo que no tiene. Las quiero a montones.

PD: Disculpen, se me fue la mano.

PD2: En unos días borro esto.

09/5/16

Lloviendo Muerte (3).

A Shere y Dud por el compromiso.media_G-u-s-t-Gustave_Caillebotte_-_Jour_de_pluie_à_Paris

A Dan, por la lluvia.

 

Estos son días de lluvia, empieza el goteo y a veces no tiene para cuando acabar y la verdad es que me encanta el agua. Las noches de  Agosto, los gatos que le temen a la lluvia y yo añorando un diluvio universal. Pero en ese momento llueve vida, de la que hace crecerlo todo, incluso las nostalgias. Lloviendo Muerte fue la forma de expresar fortaleza por una amiga, yo traté de llevarlo a mis letras y traducir una frase que nos ha impactado a todas.  Y es que cuando llueve muerte las cenizas de la vida ni siquiera se dispersan. Es como esas imágenes en las que la sangre se ve en cámara lenta y ya sientes el dolor y la mueca se te transforma en poesía aunque no lo sea. Hay días en los que anda lloviendo muerte y no aparece un mísero sepulturero con su pala a cuestas para ayudarte a cavar un hueco, y es que la lluvia no te deja siquiera morirte completa. Y te levantas, agarras el paraguas y te vas decidida a cantar bajo la lluvia y te importa un pito que el viento te lo vire de revés. Y cuando el relámpago ilumina el cielo gris y ves caer el trueno justo a tu lado y te sientes más viva que nunca; porque te ibas a subir al auto de todos los días y ahora es solo cenizas y fuego. Sigue lloviendo muerte y te decides a quedarte en medio de la calle. Todos te miran y te importa un pito y te decides a recoger un poco de esa lluvia moribunda. La guardas en frascos pequeños y le pones un nombre, nombre de gato, nombres intermitentes con pelo largo; alguna que otra mujer que no debió haber parido un hijo con esa facilidad para volver música las palabras. Y un instinto asesino te recorre el cuerpo y otro básico el alma. Y entre ambos ya te sientes una mezcla de Mata-Hari con Lara Croft . Y ya eres Diosa de la lluvia y le gritas que pare.

Increíblemente, el astro rey hace una espectacular aparición y la muerte se vuelve con el rabo entre las piernas y lo que fue lluvia ahora  es sol.coverArt (1)

Y vuelves a ser la chica bipolar, que recoge gatos traicioneros y colecciona palabras montadas en un pentagrama y puede seguir lloviendo muerte que le cantarás al sol aunque tengas la noche clavada en el alma.

PD: Mi última frase se la cogí a la Loinaz.

PD: Alborán está ahí, porque me da la gana.

09/1/16

Ya era hora.

…y quiero escapar de mi soledad, quiero saltar sin mirar atrás…

Alain Daniel-Raúl Paz

Ya era hora, ahora me toca a mí, ahora decido por donde ando, ahora pongo yo toa mi  carne, mi alma, mis ganas y toa mi alegría y a mí que me lance el cuchillo que con media vuelta yo to los esquivo, para ser mi misma dueña, mi amiga, mi ninfa,  la reina de mi casa, que nadie me levante la voz, que aunque tos me matéis a disgustos,  hoy Aida empieza su vida y no va a parar hasta verlos a todos a gusto…ya era hora, AHORA ME TOCA A MI.

(Aída, la serie española)

x260px-Aida.jpeg.pagespeed.ic.JjhRVvU3RS 

Hoy mi post va de alegría, de la que me he propuesto tener a partir de hoy, ya era hora no? Y es que al final me decidí a olvidarme de Pablo Alborán por un tiempo y conectarme con Aída y la verdad es que no he parado de reírme. Y como es natural siempre termino enamorándome del Luisma y tras la risa viene la alegría y la sonrisa. Tengo casi todo roto, pero me río aunque tenga que ponerlo en mi reproductor MP4, y me digo de que irán tantas quejas sí habrá una pila de gente que no tiene un MP4, aunque haya un montón que tengo otros inventos mucho mejores. Y aunque sea bipolar y precise de vez en cuando de una tableta antidepresiva, Aída me ha dado mejores resultados la verdad. Y mis amigas lo merecen, Liuba, Shere, Dud, Daya, Dayri y hasta la culpable Jimaguita. Y lo merecen también los que me hicieron escribirle post apasionados sin respuesta, pero más que todo lo merezco yo y la Patria España, que me guarda un hermano distante y una sobrina desconocida.

Hoy resumo felicidad, así de gratis y llena de deudas, porque la tristeza es muy buena para los poetas, pero las que nos inventamos escribir le ayudamos a que se identifiquen con tanto dolor a mucha gente. Y yo creo que me recuerden como la Lú alegre, bipolar y loquita. La que siempre tiene una respuesta original (eso lo dice Shere). Y es que además hoy me he mirado al espejo y vi más allá de lo que me apena. Lo que sí puedo cambiar aunque sea esencial e invisible para los ojos.

Hay ojos que si pueden verme.

 

08/30/16

Fantasmas

Tengo una amiga que a veces se cree loca. Se inventa fantasmas para poder vivir. Al cabo de un tiempo es que sabe que ellos no existen y como “Sexto sentido” sólo ve lo que quiere ver, aún no sabe que en su caso está viva y precisa de seres reales. Su mente no está a tono con su vida, ella sueña con delicadezas, con la ternura que se desborda e inventa historias que muchas veces solo anidan en su mente. Es capaz de cambiar la realidad y volver día la noche de la amargura. Luego vuelca los recuerdos y la caricia más pequeña toma fuerza de huracán y lo trastoca todo. Y luego cuando la cordura llega, le cuesta discernir entre lo real y lo imaginario. Y es que mi amiga tiene mucho para dar, es un caudal de palabras, canciones; versos y detalles. Ella quiere darlo todo y la mayoría de las veces no recibe nada a cambio. O sí, pero su afán de inmensidad es tanto que le cuesta darse cuenta de que a veces sí recibe, sí es complacida y que todos no son como ella.

Por eso los fantasmas aparecen cada cierto tiempo en su vida, llegan camuflageados en cuerpos de hombre, ardientes unas veces, temerosos las otras, complicados la mayoría. Y no aprende a vivir el momento, la semana; las horas. En su afán de dar y dar, se pierde todo lo que puede recibir. Dice siempre no esperar nada, y se miente continuamente. Es una ventosa absorbente,  quiere para sí todo eso que ella da desinteresadamente.

Y es que la magia del dar, reside precisamente en el trueque de lo justo. Mi amiga puede enamorarse en un par de días y llorar por un amor del que apenas reconoce pequeñas cosas. Ella está sola y en un pequeño gesto de amor o amistad, ve el cielo abierto a la posibilidad de soñar.

Y los fantasmas aparecen con gestos transfigurados y dan miedo, miedo al absurdo; a la verdad. Y se recrea en el dolor como  sí en ello se le fuera la vida. Ella lo entiende, lo comprende y se promete cerrar su caja de pandora y botar la llave. Y luego una palabra que no es más que un –hola, qué tal-  le resulta un – te extraño – y una llamada perdida no es más que eso, y no – estoy pensando en ti -.

MI amiga, se la pasa soñando, escribiendo y no crece, aunque sea tan fuerte como para lidiar con una vida muy dura y difícil y sea capaz de enfrentarse a la realidad y defender a los suyos como una leona hambrienta.

Por eso quiero para ella, un espanta pesadillas, esas cositas redondas que las atrapan. Con un poco de suerte, todos esos fantasmas desaparecerán cuando el sol aparezca cada mañana.media_A-t-r-a-Atrapasuenos

08/26/16

Esclarecimientos Innecesarios.

Por estos días las amigas  que me quieren (conocidas o no) andan preocupadas por mis post de nostalgias y añoranzas. La primera culpable es la jimagua y ella sabe por qué. Es tan despistada como yo (lo siento amiga, no encuentro una vaca a quién culpar). También la tienen todos los que trabajan conmigo que se han ido de vacaciones de mutuo acuerdo y me han dejado sola, dándome la libertad de escuchar a Pablo Alborán y Sabina a toda voz, una música muy a tono con el desamor y las perdidas (las que dan los celulares), deshidratándome en ellas como una droga que no puedo dejar.

También la tiene mi amiga Liuba que me pide los mismos consejos que me da y luego me reafirma y afirma su posición con la misma fuerza que una gelatina. Será que no tendré una amiga feliz, realizada y contenta que pueda prestarnos su auto para irnos a cualquier parte?. Esa amiga existe, pero está lejos y distante y hay recortes de combustible y de la habana acá hay como 400 km y eso es demasiado. Otra de ella se me está volviendo un poco loca entre dormida y despierta, como creerle cuando me habla de mi talento? Y otro gran culpable es Alí Babá sin sus ladrones que me regalo una de sus más lindas sonrisas y un par de cervezas importadas que me destaparon un poco del valor que escondo.56416-fotografia-m

Y llego a la conclusión que soy la única inocente de esta historia; yo pobre muchacha triste y sola, acostumbrada a no mirarse en los espejos y no levantar la vista más que para contestar. Pero aún no paran los culpables; Soroa la productora de Vinos que sin buscarlo mucho vendió su blanco para diluir las penas y mi Jefe por traérmelo. Seguiría una lista mayor de culpables, para no hacerla interminable solo mencionaré a Misu, un gato con manos y piel de melocotón y disonancias en los gustos, que por no atarlo ha perdido el camino de vuelta. Y aún cuando las añoranzas no sean tan nostálgicas, casi todo está igual; hasta la pena. Pero ya está llegando el Viernes, un día que al rato es sábado y como todos sabemos: “ No hay sábado sin amor, ni domingo sin ron” o no es así?

Igual es mi deseo para todos los culpables un fin de semana lleno de amor, de ron  y sí les ataca la culpa, salgan corriendo de ella. Así cuando vuelvan felices; yo lo estaré también.

 

08/23/16

Palabras.

10 Formas de ser más Inteligente, Según Einstein[09-48-48]Llevo unos días destilando nostalgias y melancolías, resumiendo penas propias y ajenas. Algunas de ellas (las mías) me las he agrandado mucho más de lo que en realidad lo lleva. Me he convencido que soy más fuerte de lo que me creo. Porque la verdad nos hace libres, ella sirve de goma o de cuchilla para raspar lo que crees que no debe estar ahí. Y sí, saber la verdad a veces lleva lágrimas y un dolor sordo que te hace ir bajo la ducha para poder llorar como lo hacen los niños sin asomo de pena. Pero después todo es diferente, sabes qué hacer con ella  y guardarla en el baúl de los recuerdos o cargarla a la espalda; pero ahí si eliges. –Es el verano- me digo, con afán de justificar, y sí, pero también es la química que no es compartida y molesta, pero lo sabes, aunque no te lo digan con todas las letras y palabras. Al final siempre quedará un atisbo de duda que no es esperanza ni ilusión, pero sí el margen para el recuerdo; para ese pasado que se volverá y las palabras que no llegaron a decirse lo dejarán en papel de seda como hojas secas dentro de un libro.

Hay quienes solo son capaces de vivir cuentos cortos; otros con más suerte logran escribir una novela de 7 tomos y más. Pero esa es la vida y lo mejor es vivirla en la verdad, aunque mí querido Sabina alabe las mentiras piadosas, que no son más que algunas verdades-no necesarias omitidas.

Yo quiero palabras todo el tiempo, aunque luego quiera caerme a trompadas por las que no quise oír. Y por eso igualmente las regalo a manos llenas, aunque no hagan eco a quienes van destinadas. Siempre habrá alguien que encontrará en ellas lo que quisiera decir y así mis palabras siempre servirán para algo.

Hay quién no sabe de su poder, y su magia. Hay otros que conociéndolas las usas discriminadamente, pero en su momento son imprescindibles.  Y por eso esta vez haré una excepción y voy a dedicarme unos versos de Sabina:

A mí, porque me toca.

…que el maquillaje no apague tu risa, que el equipaje no lastre tus alas, que el calendario no venga con prisa (…) que gane el quiero la guerra del puedo, que los que esperan no cuentan las horas, que los que matan se mueran de miedo, que el fin del mundo te pille bailando, que el escenario te tiña las canas, que nunca sepas ni como cuando (…) que el corazón no se pase de moda, que los otoños te doren la piel, que cada noche sea noche de bodas (…) que no se ponga la luna de miel

…que las verdades no tengan complejos, que las mentiras parezcan mentiras, que no te den la razón los espejos, que te aproveche mirar lo que miras. Que no se ocupe de ti el desamparo

(…) que ser valiente no valga tan caro, que ser cobarde no valga la pena, que o te compren por menos de nada, que no te vendan amor sin espinas que no te duermas con cuentas con cuentos de hadas…(…) que el corazón no se pase de moda, que los otoños te doren la piel, que cada noche sea noche de bodas (…) que no se ponga la luna de miel.

08/22/16

Melancolía de otoño.

c23c61603a0805431621bc143ab7c74e49298dd2…y no hallo más que puertas que niegan lo que esconden…

 

Ella me ha contado de los días pasados, de las tristezas y alegrías, de la vida y la muerte. Liuba, mi amiga anda sumida en una melancolía de otoño, invierno y la peor es la del verano; este que castiga doblemente y la pone a pensar una y otra vez en la brisa de su mirada y es tan torpe que en lugar de ser normal y escuchar a Daddy Yanky, se embelesa con Alboran y tararea…..no pude remediar enamorarme de tus manos, aquel descuido hizo que te amara tanto…y la escucha una y otra vez reflejándose en cada canción, en cada verso. Escribe sms sin respuestas y las llamadas le llegan con ganas de no querer responder, no estar y luego me dice lo contrario y me reflejo en su historia como un espejo torpe que devuelve una imagen que no quiere estar ahí.

Los lunes amanecen sin ganas de serlo, con ganas de quitarle al Domingo el pedazo que le corresponde, pero la semana se sucede irremediablemente siete por siete y no cambian los gustos, las canciones y solo la melancolía va cambiando de estación. Y a veces hay colores, y es capaz de pintar un cuadro donde predomina el rojo, el azul y otras un lienzo vacía cuelga la pared a la espera de inspiración.

Liuba se parece a la otra que soy; la que intenta ser y no pensar. La otra está esperando solo un instante para ver fragmentos de Aida y los chistes españoles le hagan sonreír una y otra vez, y en la búsqueda se tropieza con “El secreto de sus ojos”             que le susurra en la voz de Sandoval, que uno puede esconderse, cambiarse de casa, de nombre; pero no puedes cambiar de pasión. Y por eso vuelve a escribir, a escuchar a Sabina con esas canciones tan parecidas a ella, tan iguales a la vida; regresa sobre los pasos del “Paciente Inglés” y todo intento de cambio no es más que una  parodia de la risa.

Pero la vida tiende a seguir su curso y Liuba será todo lo feliz a lo que está destinada, aunque pasen dos días, tres meses o un año. La otra volverá a contentarse con nada, con la sonrisa de su muchacho, con la esquizofrenia de su doctor preferido. Volverá con sus amigas desconocidas a cantar la canción de los Buenos borrachos y un día todo el hoy será  ayer.

Hoy no queda más remedio que escribir, una y otra vez como si en ello se me fuera la vida.

08/16/16

Elogio de la madrina

DSCF3178Ella me ha pedido que escriba de su vida. Pero necesitaría más del espacio permitido para hacerlo. Además ella terminaría quizás corriendo a la Iglesia a pedirle al Cura que la borre del registro donde la acredita como tal. Por eso escribiré sólo una pequeña parte, la parte que la vuelve especial para la mayoría de las personas que la rodean. Y no lo digo por chulerías; la madrina no es perfecta y a ratos dice cosas que no gusta. Pero todo eso desaparece con cada gesto desinteresado que hace; no por mí que sé me considera parte de su familia, sino por otros tantos que pasan por sus manos. Y digo sus manos, porque con ellas arma el milagro de la belleza, ella fue el hada madrina que le dio vida al Cake de Carlitos; y sin sus afamados dulces ninguna de las fiestas comunes a las que vamos serían lo mismo. Ese don es su castigo, todos la buscamos para la Ensalada de los 15, la pasta del cumple del nene o la panetela de postre de las infinitas comidas de sus amigas. Ella pelea, protesta; pero al final siempre cede aunque la mayoría de las veces corra por su cuenta estos aperitivos.

Madrina tiene otro don: devuelve a una cabeza digna de llevar un cabo para ser plumero, a una cabellera de revista, se le engarrotan los dedos, pero siempre tiene a mano el color que te viene bien y hace de todo porque algunas raritas no lo seamos tantos y de nuevo este don es su castigo, pues la persiguen desaforadamente a cualquier hora. Pero esto le da el sustento y aunque agotada la encontrarás siempre disponible y con buena cara aunque aparezca una de esas personas indeseables que pueden volver noche tu día.

Madrina no es perrita pero tiene cola, una cola de gente que siempre tiene detrás (o delante), sin haber parido tiene tres hijas que le rinden por 5, tres hermanas por siete, como 4 ahijados que se multiplican y amigas que tienen asiento permanente en su terraza; una terraza que sirve de consultas espirituales y psiquiátricas; de revelaciones y confidencias. Una terraza que te llama en silencio y no puedes pararte aunque te toque la silla que no tiene fondo.

Siempre tiene la cafetera lista para las insufribles que llegan deprimidas o contentas, tiene por costumbre (y la suerte) de tener siempre de más, porque a los más allegados siempre nos da hambre estar allí y aunque no,  da lo mismo; como el arroz blanco todo lo que tiene en el refri nos viene bien.

Ella ha estado junto a mí en momentos en los que sólo el amor lo hace posible: cuando se fue conmigo al hospital para nacer mi hijo en esas noches donde nadie duerme, estuvo a mi lado en terapia cuando el dolor no me dejaba pensar y ella veló todo el tiempo por mí e incluso por los acompañantes que la sucedieron.

Mi madre siempre me reprocha que no puedo corresponderle en la medida que recibimos de ella; quizás tenga razón; pero no creo que la vida sea un intercambio fixti-fixti, cada quién da lo que tiene. Por eso hoy después de tanto tiempo le llevo todo lo necesario para arreglarle unos cuadros que duermen al olvido, le doy este reguero de palabras que le dará (y eso espero) satisfacción.

dana 564

PD1: El que esté esperando una keratina de sus manos, es sólo una coincidencia.

PD2: Ying-Yang, el tuyo viene después.

PD3: Juani: te quiero; tú la creaste.

08/10/16

Serendipity

Uno a veces cree que es capalzheimer-pie1-300x170az de vivir con la pena de ser diferente, desencajando en los sitios a los que vas; con la música que te gusta o simplemente el que no te guste la mayoría de las cosas de las personas que están cerca de ti. Pero realmente con ellas uno se las pasa, se pasa porque en cierto modo cada quién siente que sus gustos son los mejores; aunque haya quién achaque alguna falta por estas preferencias. Pero existen otras diferencias marcadas, visibles, las cuáles te marcan y hasta te cambian el nombre. Puedo hablarles de Cacha la manca, Pedro el Bizco o María la Pinta; todos ellos personajes reales de mi pueblo. Y hay otras, esas en las que la genética te jugó una mala pasada. Y es fácil decir que uno aprende a vivir con eso; cuando en lo más profundo de ti sabes que no, que no tienes más remedio que elegir creer que sí puedes. Y hay días en los que te importa un pito y caminas desenfadadamente exhibiéndote ante las miradas discretas de los adultos y las insistentes de los niños. Y hay otras en los que desconocidos te paran y te preguntan; algunos te piden disculpas y sientes como su mirada te envuelve en una lástima que  lastima y  sacas tu mejor cara y todo lo aprendido en la  wiki y la escuela de la vida para responder.

Y todo va bien hasta que te topas con la pared. Porque ahora no puedes justificar que estás hasta el  pelo de obligaciones para dedicarte tiempo y cuando te decides;  vuelve una mirada a escudriñar hasta el último vestigio de tu pena. Y nunca podrás saber si tu vida sería diferente de no ser lo que eres. Y todos los clichés de que eres única e irrepetible son lo mismo que un agujero negro o la última fase de una supernova.

Y todo por casualidad.

06/23/16

Carlitizada

20160528_203929Por estos días mi hijo está de vacaciones con sus abuelos, me quedo sola en casa y no se me ocurre ni una sola diablura de las que me he planificado hacer. No se me ocurre marcar un numero para un añorado encuentro. Porque no tengo sosiego  en la tranquilidad de mi casa que sin él no siento mía. Y es que hasta que punto un chico puede ganarte el alma?

No creo ser la mejor madre, ni exaltar mi condición; simplemente es él con la magia de sus 8 años quién me tiene hechizada. Asistí a sus pruebas junto a él y me comí las uñas esperando el resultado, se me partío el alma cuando le bajaron su nota de Lengua Española por tener una B en lectura; y es que mi muchacho se complica con las palabras largas y le cuesta parar en un punto final. Y todo eso que puede parecer tonto, me resulta importantisímo.

Hijo mío, principio y final de mi existencia,

faro de mi futuro; esperanza de vida,

sangre y genes en tí repartidos,

no  basta  que tengas lo mejor de mí,

heredero de mi humanidad

príncipe de mi tierra

que habitas.

En tus besos está la magia,

en tu mano frágil el camino,

descansa en mí chiquillo

-y quiera Dios sea por mucho tiempo-

06/16/16

Qué P… te pasa??

Así me acaba de escribir esa amiga de la que ya les he hablado en mi blog. Mi entrañable Daya; mi dulce amiga que está cumpliendo “si sé cuántos hoy” pero no voy a enumerar.Cumple

Ella es muy amable, aunque en su pregunta denote muchas cosas que pudieran venir después de la P; yo me apunto a que puede ser: pelos, p-rayos; o alguna otra. Lo cierto es que aunque ayer me estuve acordando todo el día, cuando amaneció lo olvide y me da mucha alegría que me haya gritado (la verdad es que ahora mismo lo había olvidado)

 

PDI: Discúlpame nena, si?

 

Está de mi cumpleaños mi amiga y no podré ir a verla, ni darle el abrazo que se merece y mucho menos un insignificante regalo.

 

PDI 2: Te acuerdas que teníamos costumbre de regalarnos. Carlitos me destrozo el búcaro amarillo y el collar naranja.

 

Está de cumpleaños y al tener mi humanidad perdida no encuentro muchas palabras que decirle, no sé qué decirle porqué el olvido es imperdonable aunque lluevan las disculpas como café en el campo. Lo cierto es       que la distancia y el tiempo no han podido mellar“ni un tantito así” lo que siento por ella  y la nostalgia de su risa y su compañía.

 

PDI3: Te acuerdas desde cuando me llamas Ida?…te reto a intentarlo.

 Y todo el día será de cumpleaños y mi amiga será un poco más antigua en los años, y un poco más vieja que yo, aunque acaba de rebajarse como en 20 años su estadía en la tierra.

PDI4: Me quedo sin palaras, y al hacerlo sólo me queda extender mis brazos, imaginar que estás aquí y cantarte con mi “melodiosa voz” cumpleaños feliz

 Te quiero como a la vida;  como tú a tus dos Vidas.

17

Su hija Vida.

 

 

06/8/16

Sin nombre (por el momento)

Este Post lo escribí hace tiempo para mi blog de igual nombre en el fallecido camagüey, lo encontré revisando cosas y me sorprende que tiene toda la vigencia de este momento, aunque los foros-on line, hayan desaparecido como el pescado que nunca te llega por pollo (por cierto; no deberían llamar ya pollo por pollo).

Soy adicta a las palabras, aunque a veces se me arme un lío con ellas, ni siquiera recuerdo el título del post de aquel momento, les dejo…10 Formas de ser más Inteligente, Según Einstein[09-50-37]

A riesgo de parecer-ser una metrancosa insoportable y odiosa,  casi desando un camino por el que ya he transitado. Me llama la atención que al  retorno de mi  ¡al fin! activada cuenta, me asalten peticiones de amistad –dichoso ser que soy- de una gran parte de los personajes de la Meyer,  desde los buenos, hasta  los malvados Vulturi, que ni idea si esta bien escrito (mis disculpas), de navegantes con Nick ininteligibles y ahora digo: ni idea que quieren decir.

10 Formas de ser más Inteligente, Según Einstein[09-50-59]

Le doy suma importancia a los nombres que elegimos para identificarnos, para algunos significan mucho y en muchos casos explican más que un largo comentario. Por supuesto, el llamarse Alejo no te asegura que seas fiel seguidor de Carpentier, porque puedes estar haciendo alusión al cangrejo de Liuva María o una simple coincidencia por llamarte Alejandro, pero me quedan las probabilidades de que al menos en alguna de ellas, tengamos algo en común.

El lenguaje español es rico y preciso al igual que las neuronas, démosle un uso eficiente. Tomarse un tiempo para escribir,  vale la pena, deja huella de tu empeño, el corta y pega tan archiusado para cualquier rincón del foro, solamente a un click.  Es como si tuviera que andar saltando entre montañas para poder llegar a leer algo con una gota de identidad propia. No creo que publicar sea algo de moda, no te hace más glamoroso o mas “chic”, es preferible un intento sin mucha redacción de algo en lo que crees o quieres, que lo mejor de “Don que se yo”, que en la mayoría de los casos, apenas entiendes.

Nunca olvido lo que dijera el personaje de Agrado en la película Todo sobre mi Madre: “Uno es más auténtico, cuanto más se parece a lo que ha soñado de si mismo”…no crees que vale soñar en grande?.

10 Formas de ser más Inteligente, Según Einstein[09-48-22]

Las imágenes son extraídas de un corto titulado “Cómo ser más inteligente”. En otra entrada se los comparto -vale la pena-.

06/3/16

…y al pasar de los años…

 

Imagen 1656

Me han contado que has vuelto, te han visto al doblar de mi calle. Dicen que estás muy blanco y que sigues haciendo espavientos para saludar.

Cuando me dijeron que venías di gracias por no estar allá; cerca de tu paso, prestos a encontrarnos y como siempre mirarnos sin vernos. A veces imaginaba que tocaban mi puerta y al abrirla estabas ahí con tu sonrisa retorcida y una esperanza renovada. Me inventé una conversación simple como viejos amigos sin rencores. Me imaginé una vez más un asunto zanjado, llenando la ausencia de una raya vacía al lado de mi nombre. Soñé con la risa del chiquillo y la alegría en sus ojos.

Hoy me han contado que has regresado; que te has vuelto de nuevo con la esperanza, la sonrisa y la ausencia en el olvido.

Gracias por nada, aun así te las doy, por los 24 que has dejado para siempre. Para mi dicha, para mi vida.

06/3/16

Esquizofrenia


Esquizofrenia10 (1)

No se asusten no voy a escribir sobre un tratado médico al respecto de mi título, sólo que no se me ocurre otro mejor.

Como saben soy adicta a las series de MV, y le toca el turno a Percepción en su segunda entrega, de más está decir que me enamoré del personaje de Daniel Pierce el profesor chiflado y endiabladamente inteligente que arrastra una esquizofrenia paranoide y son sus visiones las que muchas veces le “hablan” y le ayudan a resolver los casos más difíciles a los que asiste como consultor del FBI. Me viene al recuerdo la Peli una mente maravillosa que trata sobre la vida de John Forbes Nash, un genio real de las matemáticas y al igual que a mi profesor se le diagnostico esquizofrenia. Y la verdad es que seguirán preguntándose de que va todo esto.

Soy amante de la inteligencia, es algo que me sorprende y me sobrecoge, y es que la esquizofrenia en su parte mejorada me resulta atrayente. Tener compañía para charlar, voces que te dictan el camino es algo superior a lo que las personas normales podemos entender, y es que la mente humana es inexplicable. No lo sé y que conste que no he oído la primera voz y no quisiera experimentarlo. Pero es que la gente más inteligente que he conocido tiene algo del loco de mi profesor o del matemático, son personas que no se conforman y al decir de Duda:

.. Andar en cúmulos de poesía me equilibra la locura, nunca he sabido congeniar con la realidad, me siento intrusa entre la gente, fuera de lugar, tuerta entre ciegos, muda entre gritones, fea en medio de la belleza y rebelde cuando todos asienten y aceptan. Por eso aprecio tanto a los pocos que han logrado amarme a pesar de mis incongruencias, de mi falta de diplomacia y de mi sinceridad…http://dudas.cubava.cu/2016/06/02/irreal/

Por eso estoy a favor de los locos-no diagnosticados, de la inteligencia humana que permite la mayoría de las veces apoyarme en ellos para decir y hacer;  de esos “cerebritos”Inteligenciaaaaaaaaaaa

que me hacen cultivarme para estar a tono con ellos, de usar el diccionario y la kiwi de mi cell ya obsoleta.

Si el Dios de los dones me hubiera dado la oportunidad de pedir, ese estaría en el número uno, porque la inteligencia no pasa de moda . Sobrevive al tiempo y ahí están los Einsten y Da Vinci para demostrarlo.

06/1/16

La Pantera cazada.

orgasmo

 

Lo conocío una madrugada, estaba acostada en dos asientos de su guagua. El estaba de pie y la gente protestaba porque ella usaba dos;  le cayó mal  que le  quitaría comodidad y le espetó de mal talante:- ¡niño que no llora, no mama!-,  y le cedío su lado, al rato comenzó a hacer frío y compartío  abrigo con el desconocido- aún cuando no es dada a esas gentilezas-. No hablaron casi nada, le dio las gracias entre dientes y ella volvío a su rutina. Lo vio en dos o tres ocasiones y apenas si se dijeron adiós. No volvío a pensar en él, hasta un tiempo atrás en que se encontraba recuperándose de una Anemia que la llevó a a la UCI, sorprendida de  que notara su ausencia en la guagua,  le  agradó verlo, reparó en  que era mucho más joven  y que tenía encima esas cosas que la atraían en un hombre por encima de otros. Se fueron encontrando a ratos y en las tardes comenzaron a  contarse detalles . Ella siempre atrevida le dío su  teléfono y  lo invitó a compartir unas cervezas animandolo  a visitarla en otros horarios, aún cuando la diferencia de edad era bastante.

 Nunca digas nunca en materia de amor…Dice Buena Fé, y ahora lo afirma, nunca creyo sentirse  atraída por un alguien tan joven, tan tierno y aunque podría ser  todo un adulto le costaba verlo como tal.

Con la música de Adele de fondo, en la complicidad de una madrugada pactada, se tocaron las manos como dos adolescentes, se encontró de pronto  con su sexo endurecido y sin pena ni vergüenza se aferró a él como si en ello le fuera la vida,   y esto que viene ahora puede parecer cursi –me dijo-… hacerlo con él fue como si ya lo hubiera vivido, quizás las ganas y el deseo hicieron lo suyo, pero lo disfruté muchísimo…!un montón!

No sé, que podrá deparar el camino de esa  extraña relación, apenas si conocen  las semejanzas, más allá de la atracción que experimentan .

Segundas Partes…y nunca fueron buenas……

Eso de Me gusta y con eso tengo bastante tiene una duración indirectamente proporcional al tiempo transcurrido -al menos en este caso-  el susodicho personaje tenía la cualidad de al abrir la boca y echar por tierra, todo intento de acercamiento poético-musical-literario e incluso corporal. Ella con su lirismo a cuestas, se vio imposibilitada de poder compartir cualquier MP3 archivados en su PC, solo un par de canciones fueron dignas de su escucha y de tanto oírlas, le resultan odiosamente horribles. Ella se culpa por  intentar cambiar las cosas,  traspasar las barreras del sexo mudo, sin más palabras que las  sucias y vulgares  para disfrazar de algo, la nada.

Y ahora es una cadena de  lo “no debío”…. para no hacerla interminable no voy a repetirla. Ni siquiera la dignidad del Silencio le puede justificar lo  hecho, mucho menos el uso y abuso de un cuerpo ajeno, aún no termina el Máster de Matrona Vieja  para poder disfrutar sin culpas ni resentimientos la posesión ajena.  La verdad es que la hizo sentirse idiota, estúpida, usada…

Siempre termina en los extremos, siempre se junta con gente rara, y se plantéa si los raros la buscan por ser ella líder en esa onda…no le  toca gente común, de su edad, de su época, con sus gustos y disgustos. No lo sabe y sí, porque la culpa es de la soledad, del bloqueo, del calentamiento global, el antrax y hasta del zica.

Lo peor de esta historia es que no pudo devolverle aquella palabrita extremandamente ofensiva, mucho más por escribirla en Inglés justo a las 12 y  ETECSA le retirará el servicio mientrás dormía.

ETRES-Wallpapers (46)

05/30/16

Hermanos

…hermanos, en lo bueno y en lo malo, en lo dulce y en lo amargo….

 

 Carlos Enrique me pide un hermano cada noche. Yo le digo que ya estoy viejita y no puedo tener más hijos y él no entiende mis razones y aún así le pide a Dios un hermano.

Tengo dos hermanos y uno de ellos  vive en España  hace más de 17 años. El otro sigue junto a mí en la misma casa. Dice Sabina en una de sus canciones “…no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió…”, y ese verso hace mella en mi pecho siempre que la escucho. Extraño mucho a los hermanos que debían haber sido los míos, siento nostalgia del abrazo y del te quiero.  Dicen  que la culpa es de mi padre por ser como es –claro- la culpa siempre la tiene alguien, o tal vez es de mi Madre por ser demasiado dócil y aguantona, muy acorde a su nivel de vida, de escolaridad y educación.

 Lo cierto es que si bien detesto a mi Padre por todo eso, amo a mi Madre inmensamente y aunque no apruebo la mayoría de las cosas que ha hecho no me toca juzgarla; solamente quererla. Por eso extraño mucho a mis hermanos, porque los he necesitado mucho y voy a morirme sin saber cómo habría sido si nos quisiéramos mucho; como sería si pudiera contar a ojos cerrados con ellos. No tuvimos una infancia linda, mi hogar fue disfuncional y eso nos fue separando a todos, tanto que no hubo necesidad que uno partiera para que las barreras se hicieran más profundas. Ahora nos culpamos los unos a los otros en lugar de amarnos. Nos echamos en cara lo que hacemos y lo que no.

 Pero yo sigo soñando con lo que pudo haber sido. Lo peor es que el tiempo pasa y nos separa cada día más, nos volvemos viejos llenos de amarguras y resentimientos. Pero al menos mis dos hermanos están vivos y aunque lejos nos unen cosas que irán hasta la muerte.

 No quiero perderme a mi Sobrina como no quiero que mi hijo se pierda a los grandes tíos que puede tener, él que cuenta con tan poco.

Por otro lado Carlos Enrique tiene un hermano, se llama Marcos Daniel y ninguno de los dos saben que existen y cada uno será feliz con su desconocimiento aunque sigan añorando cada uno un hermano.Ojalá y algún día puedan saberlo.

Si aún queda tiempo yo quiero a los míos, con los que comparto apellidos, recuerdos y vivencias, quiero una foto juntos para el futuro, quiero abrazarnos algún día, pero sobre todo quiero que estemos juntos de cualquier forma.

05/27/16

Carta perdida

 

Tú:

…y si quieres también, puedo ser tu estación y tu tren…

 

Inicio mi carta con la letra de una canción, que sé te gusta mucho, tal vez escribiendo la letra ahorraría mil palabras que al final dirían lo mismo……y si quieres también puedo ser tu noche y tu día…. pero seré yo con mis palabras que pueden llegar a ser incoherentes, la que te diga que no me equivocaba al pensar que no iban a ser fáciles los millones de horas que vendrían sin ti, y de nada tengo que arrepentirme a no ser no haberte conocido 100 años atrás o de ser tan grande que no pude perderme en tus ojos y tan pequeña que no pude quedarme cerca de ti, en tu bolsillo.

Te amé desde la primera palabra, como solo se es capaz de amar, cuando sabes que no podrás tener nada y tenerlo todo, me perdí en tu cuerpo aquella única noche maravillosa en la que no debió salir el sol; entre tantas cosas en las que se me va la vida: el mar, la noche, una botella de vino y tú.

Y para que todo hubiese sido perfecto, debí haberte dicho la verdad. Debí ser Yo y no la valiente que crees que soy, la amiga ideal y perfecta, la que sabe todo lo que no quiere saber y te ama con tu intolerancia, tu escualidez y falta de delicadeza.

Es cierto que a veces te odio como si pudiera odiar más de lo que amo y es una mascara  para mis celos y deseos inconclusos de ti. De tenerte tan cerca, de tocarte con un falso descuido y mirarte, escucharte…!me gusta tanto!

Es cierto ya no soy una niña, ni siquiera puedo alegar la inestabilidad de la adolescencia, soy una mujer con todo el control y dominio de mis facultades, una mujer que aún sabiendo que no puedes amarme, no dejo de creerme Sabina y sigo susurrándote sin que puedas oírlo….

….y si quieres también puedo ser tu trapecio y tu red, tu adiós y tu ven, tu manta y tu frío…o tal vez esa sombra que se tumba a tu lado en la alfombra, a la orilla de la chimenea a esperar a que suba la marea……….

 

Vivian

 

05/26/16

Sin Censura

A Dud por la complicidad:

Este fin de semana llegué a determinado lugar, acompañada de una pareja de amigos, el marco se me ofreció, con  su estrechez y su música elegible, la  mesa redonda para conformar mi historia inventada o imaginada, con destellos tan reales que por momentos dudo donde empieza el cuento o desemboca la realidad. Imaginen un lugar cerrado, con aire acondicionado, frío, ah!…y  un camarero, con su impecable camisa blanca y su sonrisa importada de película, solícito y servicial, son sus tres únicos clientes.

 Entre amigos, el tiempo pasa, se evapora y comienzan las historias y se mezclan unas con otras; caímos en temas sensuales, erótico;  mórbidos. Todo estaba calentado al fuego de unas frías cervezas del pirata de pañuelo rojo. El camarero desde lejos nos observa y su sonrisa se va evaporando, entre suspiros… de estos no van a irse nunca, y yo descubro unos ojos verdes, unos labios  carnosos y el recuerdo de un beso, me martilla la carne y me apremia el deseo de  cercar esos ojos y creerme por un instante profeta en mi propia tierra.

Mis amigos, apuestan a que no me atrevo a acercarme a él. ¡un reto!, me levanto,  camino despacio regalando mis pasos como gata enamorada y un suave contoneo de mis caderas,  me siento hermosa, con una sencilla blusa de escote pronunciado que no deja lugar a dudas sobre la pequeñez de mis senos.Llego y le sonrío (creo que fue únicamente mía), le pedí un cambio de música y me invitó a entrar en ese privado espacio que hay detrás de una barra, al hacerlo con toda mi intención macabra, rocé con mis nalgas su costado y busqué en aquella discografía barata una melodía que incitara al baile y me diera oportunidad de mostrar mis rítmicos movimientos; encontré una salsa sensual y le volví a dedicar una de mis mejores sonrisas, abriendo el juego, así descaradamente.

Al final no hubo baile, no tuve tiempo de regresar a mi mesa, me abordo inevitablemente con un tímido – como te llamas- volví a mirarle y solo encontré un abismo verde frente a mí, entonces fueron mis pensamientos  los que en estampida me inundaron la mente y no recuerdo exactamente si le di mi nombre real. Cuando quise reptar como cobra, me vi de pronto sola, con aquel hermoso extraño y me quede varada a esa barra, y respondí una a una sus preguntas y me entregué al juego sensual y no me molesto que tocará mi mano, mis palabras brotaban sin saber, sentía un latido conocido en mi sexo, el deseo iba venciendo a las dudas, mientras el verde de sus  ojos se volvió menos profundo y no tuve mas remedio de ser yo, quien le arrancara un beso, ya húmedo y me aferrara como loca poseída a la turgencia de su sexo.

Mi rapidez  de pronto me trajo la lucidez y con ella la cordura, -despacio- me dijo y así en aquella fría barra, fui poseída sin quitarme la ropa, mi falda se arremolino bruscamente a mi cintura, y su ya no tan inmaculada camisa se fue al piso, lo necesitaba en una total desnudez para poder impregnarme de aquel olor, extremadamente masculino, un olor ausente de perfume, olía a corcho de vino tinto, a cristal lavado y levadura, a lujuria desenfrenada. Suavemente entró en mí cuerpo, no quise exclamar un gemido para disfrutar de toda la intensidad de aquella cabalgata, un calor inundo mi pelvis y esta vez no pude callarme y con un grito sordo viajé hasta el mismísimo lugar conocido y extrañamente lejano. Y de nuevo esos ojos me inundaron de verdor, de mar y quise irme, ¿pero como hacerlo si te miran desde un verde tan hermoso?

05/26/16

Es un tipo raro, crees que lo conoces y te sorprende haciéndote perder el  equilibrio.  Lo escuchas hablar y te complementas con cada palabra que dice y te prometes buscar la incomprendida, en el diccionario, en  ECURED y con suerte en la Wiki. No quieres perder el sentido, el hilo- y la aguja- y te vuelves insomne para estar a tono con lo último compartido.

Todos los días te haces el firme propósito de no hablar, no escribir, no estar ahí cuando aparece; apagar la luz que se enciende en tus ojos, detener esas mariposas asquerosas que te revolotean en el estómago y dejarle de ver por un tiempo. Al cabo de dos días  de abstinencias forzosas, de no estar a la hora indicada, de detenerte más de lo usual en la visita de la noche;  sus notitas amarillas, sus mensajes y los recados de voz, causan el mismo efecto indeseado de la luz y el revuelo.

Crees que estás enferma, sientes un peso y te da nervio que altere tu ritmo habitual. -No quiero-, -échamelo en el sombrero- y te buscas mil y una excusas, para convencer a nadie.

Hoy te decides a quedarte con el problema, con el amor que no es amor, el amigo que es más que eso y menos. Te decides porque te has acostumbrado a no tener conciencia de amar o a tu incapacidad para ello,  tienes rabia porque ya sabes que “el  sabe”  y te sonríes y te lagrimeas por nada y por todo, porque estas cansada de repetir que no tienes ilusiones, que estas cansada y vieja, para descubrir de pronto que sí, que la caída de ellas es lo que te hace escribir como boba y no querer saber…..

05/25/16

Al sudeste de mi Garganta.

Mi mano ahuyento soledades

tomando tu forma precisa

La piel que te hice en el aire

 recibe un temblor de semillas…

Luis Eduardo Aute

Copia de hayley_atwell_2-1920x1080

 

Yo era un ángel, hasta podía sentir mis alas blancas, tersas, emplumadas y sí; también podía volar. Un diablo de ojos azules me mostró visiones del paraíso infernal, tentó mi carne y me mostró el Camino y junto con él la Vida. Empeñada en conocer secretos que me hicieran mejor amante, desconocía de  mi geografía, no sabía de mis cuevas húmedas y abruptas prominencias, de los exteriores rugosos, de suavidades y oscuros pasadizos.

Tuve que aprender el mandamiento divino: Ama a tu cuerpo como a ti misma. Tuve que perder el miedo, los tabúes, pero sobre todo, tuve que amar cada imperfección de mi pequeño cuerpo. Me fundí con los hedonistas, me volqué en el morbo y por eso no deje de ser la mujer delicada y tierna, la madre amorosa, descubriendo que me encanta ser la escandalosa y la magnífica; la prostituta y la santa- ser yo- al igual que Isis.

Y ahora llegas tú, peregrino perverso hacedor de revelaciones y quieres perderte en mis prominencias traseras, en el hueco de mis colinas, y te cuente, y como no hacerlo, si de pronto me asaltan los recuerdos veraces, de una voz con matiz a lo incierto.

Me sonrío escandalosa por lo bajo, y me doy gusto de acompañar este ritual con vino tinto- solo para mí- para pensar en caliente, para sentir esa sangre correr por mi garganta-traquea, deslizarse hasta mi estomago y permitir que alguna gota, se derrame y vengas  a lamer lo que quedó en el centro de mi cuerpo. Y me siento feliz como sé que te gustaría verme,  en pleno dominio de mis formas; sin temor: mujer.

05/24/16

Literatanteando

A: JD Salinger, que no supo guardarme el trigo.

A veces me preocupa la mortalidad de los vivos; esos vivos por los que respiras, gimes. Esos vivos que te hacen aferrarte a un nombre para luego tener que desprenderlo como pellejos quemados por el sol. Y sólo un tiempo después esa piel se va pigmentando de nuevo. Pero siempre queda lo que alguien definió como Saudade (una bella palabra portuguesa), y te quedas en deuda contigo mismo, te encambronas con tus años de no entender, de no haberlo previsto y a pesar de todo -aún después de todo- querer saber. A dónde van los desparecidos, canta Rubén Blades y no encuentro respuesta, ellas tampoco la encuentran, mis amigas las palomas que fueron mudos testigos de los mensajes que no llegaron y de los que sí. A todos esos no-muertos que pasan y no se olvidan, a los que realmente olvidan aunque estemos bien vivos; llegue este no-envío de esperanza. No se olvida aunque se olvide. Porque mi sur es la brújula que ha perdido todos sus puntos

05/23/16

Y a pesar del tiempo… amigas.

Tengo un amigo

Cerca de mí, lejos de mí

Siempre en mí.

J.M.

    Hace unos años conocí a alguién que ha sido especial para mí, hace casi un año la visitó la cigueña y le dejo una bolita encantadora que ya llevaba nombre antes de nacer: Marla. A veces uno deja pasar el tiempo y se va como agua derramada y olvidas decirle a la gente que quieres; cuanto la extrañas. El mes de mayo me revuelve todo lo que tengo de mujer y madre y coincidentemente me han vuelto las ganas de escribir. Y escribir significa hablar de cosas reales. Por eso quiero compartirles lo que escribí para esta amiga, mi Doppel querida, eternamente en la distancia.
Maylin y Marla

                               Maylin y Marla

– Veo que siempre gustas de mis escritos, gracias –dije- y con esas palabras inicie una de las relaciones más reconfortantes que he tenido en mi vida. Se llama Maylin y está a punto de cumplir 28 años, a veces pienso que puede ser mi hija si hubiese sido yo una jovencita adelantada a mi tiempo, pero siempre fui y he sido de no quemar etapas, así que a los 12 años aún pensaba en muñecas y en mis libros de cuento. Tampoco pudo ser mi hermana, con mi nacimiento mi madre perdió las condiciones biológicas para ello, así que temporalmente solo nos quedó lo que somos: AMIGAS.

Me jacto de ser muy buena amiga, tengo un par de ellas que las arrastro de la infancia, otras me las encontré a mitad de camino y s les debo muchas cosas, aguantan mis lagrimas, mis perretas, soportan a mi hijo,  no sé, un montón de razones donde se unen el agradecimiento, el amor, la nostalgia y el tiempo.

Ella es Psicóloga y aunque no la he visto nunca en persona me atrevo a asegurar que puedes llegar a confundirte con una estudiante  universitaria, por su pequeñez y escasas libras, sumándole a una carita radiante que al menos en fotos nunca pierde la sonrisa.

Cuando no está la extraño, su ¡niña! habitual al responder el teléfono, sus cosas, nuestros chismes y hasta pasiones compartidas. Ella  constituye un amenaza para las personas de buena voluntad, al menos así me la describieron antes de ser lo que es hoy y ahora estoy segura de que no es menos cierto (acá van algunas risas), sobre todo por eso de amenazas Versus Fortalezas.

Amiga mía, entre nosotras sobran las palabras para que sepas cuanto te quiero, a pesar de la distancia, a pesar de todo el tiempo que anduvimos sin encontrarnos, hoy quisiera estar cerquita de ti para darte un abrazo junto al de mi chiquillo, los aretes de bolitas, el libro y el collar de semillas pero es imposible -tendrás que esperar un poco-.

Pero puedo darte junto a este intento de homenaje escrito, la certeza de que puedes contar conmigo, desde la Habana a Yaguajay, por esos hilos invisibles que hilvanamos en la distancia

PD: Ya tiene más de 28 y los aretes y el collar y la distancia se ha acortado un tin.

05/19/16

20 de Mayo

Carlitos

20 de mayo y estará de cumpleaños mi hijo; ese pequeño que alcanzando sus ocho años me ha virado el mundo patas arriba, sobre todo porque he tenido que volver a segundo grado y poner los dedos detrás de mi espalda para sumar siete más ocho o irme al diccionario para encontrar dónde lleva la tilde (que antes era acento) una palabra en cuestión. Estará de cumpleaños y no podré regalarle toda la tecnología de punta que me ha podido, mucho menos el auto entre los 10 juguetes más caros del mundo que ha visto en uno de esos documentales del paquete. Mañana nos iremos de piscina como me ha pedido hace mucho tiempo, pero no podremos llevar a mucha gente que es importante para él, como su primo Adrian, su tía y sus abuelos. Allá en casa estarán esperando afanados a nuestra llegada. Porque la verdad es que a Carlitos no le faltan los que lo quieren y eso es un gran regalo que quizás ahora él no pueda comprender. Mi niño será un poco mayor, pero yo lo sigo sintiendo como aquel bultico que pusieron en mis brazos aquel 2007 y en mis sueños de niña-adolescente-mujer. Carlos es mi hijo soñado, y no lamento no poder darle algunas de las cosas materiales que quiere, porqué él y yo sabemos que muchas veces eso no es lo más importante; lamenta la rotura de su Tablet regalo de su tío Nelson, pero se conforma con la promesa de que pronto podrá arreglarse. Se conforma y su conformidad de la que estoy orgullosa me apena un poco. Anoche me regalo una postal, después de pedirme que dibujara un corazón y una rosa -luego me ha dicho que mi rosa no lo parecía para nada- pero aún así me ha escrito las palabras más importantes de mi vida: !Te quiero mamá!.

!Gracias Carlitos, por la felicidad de este día que tanto esperas!. Perdón por no poder poner a tus pies todo lo que sueñas. Soy mejor por tí, en realidad eres tú quién me hace mejor.

!Te amo hijo, hasta el infinito y más allá!

01/15/16

Niños?

1691

¡Linda la foto verdad!. Que lejos de la inocencia y la ternura que desprenden los niños; de la sencillez de vivir aún en un mundo de ensueños. No entiendo el intento de algunas madres de quemarles etapas a sus hijos. Mi Carlos tiene siete y aunque me gusta que ande a tono con algunos patrones de la moda, acabo de comprarle un conjunto de niño que hace alusión a uno de sus muñe preferidos: Bob Esponja: lo sé feliz cuando se mira al espejo y le devuelve la imagen del simpático personaje. Hago todo lo posible para que sea niño mientras pueda; me esfuerzo más en comprarle juguetes que puede destrozar al día siguiente y en libros que a veces ni mira que en “ropa de moda” o un colgante imitación de la chapilla de un soldado que tanto lleva la juventud. Y no estoy en contra de la moda; cuando crezca y sea capaz de discernir elegirá lo que quiera llevar. Mientras tanto me toca la responsabilidad de cuidarle su infancia, ese periodo tan corto que se va en un abrir y cerrar de ojos. Por eso son fans a los muñe y discutimos sobre cual ver, él ya sabe cuál es mi preferido y cuando regresa de copiarlos, llega muy contento porque me trajo nuevos de Finneas y Ferb o por haber encontrado la Primera parte de “Mi villano favorito”. Les agradezco a mis Padres la niña que fui y estaré eternamente agradecida por ese recuerdo. Ya tendrá tiempo de sobra Carlitos de ser hombre; mientras tanto les escribiremos a los Reyes Magos y pondremos bajo la almohada el diente perdido. No hay nada que sustituya la expresión de su carita al encontrar sus regalos. Y esa es una de las grandes satisfacciones que no pienso cambiar por nada en el mundo.

04/27/15

Linda

260px-Foto_de_vida Hay historias que de lindas y hermosas parecen de novela, otras tan terriblemente duras que uno no puede creer que puedan ser ciertas a no ser que te haya tocado ser espectador o en mi caso: oyente. Detrás de ellas siempre hay una gran persona, a la que creemos con una fortaleza envidiable, a veces desconociendo el conflicto que suele haber en su alma; por eso quiero dedicar mi post a una amiga que a pesar de todo esto cada mañana llega a mi oficina con  una sonrisa en su rostro.

Hace unos días compartimos juntas el regreso a casa, y me dijo una frase que no puedo olvidar: -Tú no puedes saber, lo que se siente el no tener un hijo. Por un momento pensé en repetirla a la inversa y solo el peso de sus palabras me hizo ver que realmente no puedo, no puedo tan siquiera alcanzar a entenderla, aunque hubo un momento que yo tampoco tuve un hijo. De mis tiempos de universidad recuerdo siempre a una muchacha que uno de sus pies terminaba en la rodilla, ayudada con muletas iba a clases y dormía en el mismo edifico que yo, todavía puedo evocarla y recordar cómo me admiraba su valentía, comparada con la apatía que resultaba para mí los estudios, los viajes y todos los males que pudieron agobiar a los estudiantes en pleno periodo especial. Hace unos días descubrí que era la hermana de esta amiga mía, ella me había contado de ella, pero hasta el momento no había podido unir a las dos personas. Ella falleció hace unos años, cuando había logrado graduarse, dar clases a distancia  y estar entre los primeros y cuando nada parece que puede estar peor, la Madre de ellas murió también y mi amiga se enfrentó a dos embarazos ectópicos   que la imposibilitan para tener hijos. No pretendo con esto, hacer un llamado a la compasión, sé que su historia no es la única, y sólo ella sabe de las fuerzas que tiene que sacar para seguir viviendo;  a ella incluso le sobran fuerzas para animar a los que como yo- muchas veces sin motivo- se sienten desanimados y sin salida. Por suerte (para él; por supuesto) conoció a un hombre que la ha acompañado en ese duro andar, un hombre que ha sabido ser amigo; hermano; y hasta el bebé que ella sueña y  la quiere tanto como ella, por ese lado la sé feliz: los sé felices. Ella tal vez no pueda entender todo lo que me ha impactado su historia a deshora. Tal vez ni yo misma pueda entender toda su fuerza. Solo sé que personas así  hacen la vida mejor, y que en alguien como ella Galeano se inspiro cuando dijo: Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.

03/31/15

No oigo, no veo y mucho menos hablo…

Tomado de Cubadebate

Tomado de Cubadebate

 

I know you think that I shouldn’t still love you

I’ll tell you that

But if I didn’t say it

Well, I’d still have felt it

Where’s the sense in that?

Hay situaciones que te cambian la vida. Hay un momento en el que una simple duda te aparta para siempre de lo que hubieses querido. Claro, siempre habrá quien diga que “ la yagua que está pa´uno no hay vaca que se coma ni guajiro que la recoja”, pero olvidan el clima, llega la lluvia y arrasa, demasiado sol y la vuelve inservible. Siempre te quedará el aquello de:..y si yo hubiera hecho o dicho esto, -sería distinto?
Esto no lo cuento como un ensayo o una filosofía callejera, lo digo porque más de una ocasión me ha pasado. Me he quedado sin decir, sin hacer y luego viene la duda eterna, de que todo pudo haber sido diferente.
Los seres humanos somos impredecibles, incluso los más cercanos nos sorprenden con las decisiones tomadas, y cada uno vemos la vida de diferentes modos, yo creí prudente callar en un momento dado y mi silencio es el arma más fuerte contra las evidencias y la certera prueba de que de ser cierto, lo hubiera dicho. Puede parecer un trabalenguas pero lamentablemente no lo es.
Por eso, hay que decir a tiempo: Te amo, No quiero; Ven. Miles de palabras que el falso orgullo, la soberbia, no deja traslucir.
Hace unos días, me encontré con un par de cartas que de haberlas entregado, hubiese quedado como una tonta-enamorada, pero quizás hoy fuera diferente, tal vez no hubiera abismos insalvables. Al final sigo siendo la tonta, aunque no sea enamorada. Quizás fuera lo mismo que es hoy, pero al menos fuera una tonta-ex enamorada-segura de haber hecho lo correcto.
Y es que cada cual trae su historia a cuestas, algunas son de amores que se dejan ir, hermanos que se pierden, amigos que se alejan y cartas que no llegan. Pero todas ellas dejan un rastro de resentimiento que el tiempo no puede borrar.
Di tu verdad a tiempo aunque no recibas nada a cambio. Si las cartas no llegan, al menos no las guardes, para que no tengas que leer las palabras que nunca llegaron a su destino

03/31/15

Eternamente amigas

elefante-perro-amigos-08-180x150

Tomado de Cubadebate

 

No todo lo que brilla es oro
…pero si es oro brilla.
¡ Amiga mía: brillas!

Hace muchos, muchos años, tantos que ni quisiera contarlos, era una niña cándida y buena. Pequeña e intranquila, chapucera, flaca y fea. Sin popa ni proa.

Comenzaba la secundaria básica y la mayoría de mis compañeras, eran además de “cándidas y buenas” ; lindas, altas, curiosas y “con cuerpo”, por lo que desentonaba totalmente. Además era, -casi que soy- infantil.

Me sentía excluida y muchas veces sola, como otras tantas en las diversas etapas por las que he pasado en la vida. Pero Dios siempre pone a un Ángel en tú camino.

Dayamí se llama aunque siempre será para mí: Daya. Ella se “apiadó” de mí y fue mi amiga hasta siempre, Tuvimos el privilegio de estar juntas en etapas importantes como el PRE, la Universidad y nuestro primer trabajo hasta que el amor de un Hombre nos alejó geográficamente.
Fue a vivir hace más de 17 años. ( ¡oh, Dios!..!Cuánto tiempo!) a la Habana. Gracias a ella, conozco las intrincadas calles capitalinas, el muro del malecón, coopelia y por supuesto El Capitolio.

Ella es un poco despistada; yo, despistada y un poco más, hacíamos un dúo raro, pues ella era, -es- una mujer muy fuerte y práctica, creo que nunca la he visto llorar. Soy una sensible empedernida y desequilibrada emocionalmente aunque haya aprendido a disimularlo un poco, pero creo fueron esas diferencias las que nos unieron.

Gracias a ella, a su familia conozco del amor de amigas, de sentirme en otra casa como en la mía propia, o mejor aún, porque Ode su mamá era el remanso donde buscaba la paz, cuando estaba deprimida y atormentada. Sentí mucho que se fuera a vivir junto a su Daya, hace algunos años.

Nunca he conversado tanto sin parar con otra persona, nunca he repetido los mismos cuentos de hace tanto tiempo y nos sigue haciendo reír como si fueran nuevos. Nunca nadie me ha mandado a callar en una guagua como un viaje que hicimos y el señor de enfrente nos pidió de favor que nos calláramos, que eran más de 100 km hablando sin parar. Tendría mil anécdotas que contar. Y en todas ella acabará riéndose, como de seguro lo hará cuando lea esto. Siempre quise ser como ella, pero me toco seguir siendo lo que soy.
Ella es la prueba que la amistad verdadera es más fuerte que la distancia, el tiempo y la vida.

Vivo orgullosa de poder dedicarle mi post, con la certeza de que ella siente lo mismo.

Eternamente Amigas.

03/27/15

Tú, mi paraguas rojo.

Copia de foto-surrealista1

Yo y mí están siempre dialogando con demasiada vehemencia: ¿cómo soportarlo si no hubiese un amigo?

De, Zaratustra.

Dentro de unas horas estará de cumpleaños un viejo amigo, y por viejo entiéndase –antiguo- .
Este amigo, a pesar de sus intermitencias siempre ha estado ahí; en ocasiones lejano e inalcanzable; pero el saberlo “ahí” siempre me ha ofrecido una serena calma y tranquilidad, aunque nunca seré de las que reflejen esas cualidades.
Mi amigo estará de cumpleaños y no podré verlo para felicitarlo ni darle un abrazo como quisiera, por eso saco de mi bolso roto de palabras, estas líneas mal hiladas para que de algún modo puedan llegar hasta él.
Amigo mío, tendría muchas cosas que decirte, pero las palabras se me ahogan en la garganta y se resisten a fluir. Sólo puedo decirte que gracias a ti, a tú fuerza y a tú inmenso amor por la vida estoy aquí, sigo aquí y seguiré aquí.
Te agradezco la ternura, el amor y solidaridad que me das, y aunque en este momento no pueda corresponderte como tú crees que quieres….estás para siempre en el fondo de mi alma, como hasta ahora: en nuestras vidas.
Felicidades, muchas felicidades de esta mujer y su hijo.

PD: Siempre serás el rojo….entre tanto negro.

03/24/15

Yo tengo un amigo de nítida fe

dana 205
Quiero encontrarme en todas tus maldades,
saber del arco iris que tejes para amar.
Luego escondernos encima de una estrella,
cantarnos los secretos, / hacerte cuento o qué sé yo.
Santiago Feliú

Por:Julio César González Dóminguez

Lo conocía solamente por teléfono. Su mamá es mi amiga y de ahí vino un día, ya ni me acuerdo cómo, un saludo telefónico y a partir de ahí hablamos casi diariamente. Tiene 4 años y medio y es el dueño de los perritos del arcoiris. Hace poco, tuve la oportunidad de compartir con él un fin de semana completo. Fuimos juntos a la playa, leímos cuentos, paseamos por el zoológico, compramos helado. Cuando me vio, me dio un abrazo y luego le preguntó a su mamá si yo era Julio César, su amigo telefónico. ¿Es él, mamá? ¿Es él? Yo había visto fotos suyas, quién sabe cómo me había dibujado en su cabecita de infante mientras hablaba conmigo a lo lejos. Tiene problemas con el lenguaje aunque desde que lo conocí a la fecha ha progresado notablemente. Ya puedo seguirlo en conversaciones más largas sin tener que pedirle que repita, algo que realmente me apenaba bastante. Resultó ser todo un personaje. Para dormir, su mamá tiene que leerle o contarle un cuento. El peor castigo es precisamente decirle que no habrá cuento para dormir. Que le lean libros es reclamo repetitivo, me imagino que le encantará aprender cuando empiece la escuela, pero para eso todavía debe esperar un año. Es un niño muy sociable y muy cariñoso. No tiene distinciones para acercarse a la gente, pueden ser adultos, niños o niñas. Se encariña con mucha facilidad, es totalmente abierto a los demás.
Tiene en su carácter una cualidad que se ve poco. El ser humano es por naturaleza egoísta, tiende a reservarlo todo para sí, y cuando se es niño se quieren todos los caramelos, los juguetes, los presentes. Sin embargo, Carlos Enrique es todo lo opuesto. Su mamá dice que no tiene nada de él, que tiene que vigilarlo porque lo da todo con mucha facilidad a los demás y no es precisamente un niño que pudiéramos decir es privilegiado en cuanto a estilo de vida en base a las posibilidades económicas de su familia. Cuando ofrece, realmente ofrece de lo suyo lo único que tiene. Sin embargo, con él sí funciona esa máxima del pensamiento hindú que reza que todo lo que no es dado, es perdido. Como ofrece tanto, le llega mucho. Es dichoso para los regalos, el Universo le devuelve lo que da con tanto desprendimiento infantil. No tiene edad para filosofar ni para saber que es bueno compartir, simplemente tiene la virtud de despojarse por la felicidad de otros.
Una de esas tarde que compartimos él estaba incómodo porque quería irse ya para su pueblo, extrañaba su casa, sus abuelitos, su cama. El regreso a esa hora era imposible y él protestaba y lloraba, incapaz de comprender. De pronto, vio un puesto de churros y se antojó de ellos. Como era cerca de la hora de comida, su mamá no quería comprarle pero mi hermana logró convencerla que lo mejor era en ese momento ceder. Casualmente los estaban friendo, así que su ansiedad y su carita expectante tuvieron que esperar unos minutos. Al final, salió complacido con un vasito desechable de churros azucarados. Nos dio uno a todos, quisiéramos o no y sin que nadie lo pidiera. Iba caminando delante de nosotros, absorto en su comida, y así pasamos por un parque. Un señor que estaba en un banco quiso hacerle la broma cruel que se le hace a los niños de pedirle algo con lo que lo vemos embelesado y para su sorpresa, con una naturalidad espantosa y una calma tan limpia como su ofrecimiento, le alargó la mano con su vaso de golosinas. Era un desconocido y no le ofrecía uno, le estaba dando el vaso completo. Los papeles se invirtieron, el sorprendido entonces fue el adulto que amablemente tuvo que admitirle que su pedido no era en serio. Lo último que hizo, según me contaron, fue que le regalaron dos globos lindísimos y estaba con ellos en el portal de su casa, pasó un niño, quiso uno y él se lo regaló. Eso fue hace unos días.
A veces nos sentimos privilegiados de tener amigos sinceros, buenas personas, gente que vale y brilla. Yo tengo 38 años y Carlos Enrique tiene 4 y medio. Quizás sea inverosímil lo que voy a decir pero me siento orgulloso de tener un amigo como él, con esa rarísima virtud de dar sin antes sacar cuentas.

03/23/15

Locos por la red

En nuestra red, existe un sitio en el Foro del Agro, donde un grupo de locos-tuertos, que ahora mismo no se ponen de acuerdo si son locos, tuertos, muertos o paranoicos. Lo único cierto es que no estamos cuerdos, o al menos no lo suficiente como para desistir. Desistir del intento de escribir, de des-hacer poesía, prosa o cualquier invento. Ese grupo que se aferra a las inconexiones, a la insoportable lentitud del ser -perdón- de la conexión, del acopio de las horas otorgadas para entrar, compartir, pelear contra la incomprensión de algunos moderadores con todas las facultades para negarte la subida de un micro relato, solamente porque cuatro palabras puede ser Spam. Pero aun así ese grupo que le Zoomba, lo seguimos intentando, ahora no voy a decir sus nombres por temor de dejar a uno varado, aunque no puedo dejar de mencionar a nuestra amiga Mara-Boo, que sigue luchando para que no se pierda el espacio.
A mi me toca contarlo, que cuento aunque no con todo el tiempo para esto, pero sí con las ganas y la conexión de-cuando-puedo.

Visitanos por allá..

10/5/17

De Huracanes y otros demonios.

Casi un mes del paso de Irma y no podemos decir que lo olvidamos. Tengo este post pendiente desde que tuve acceso a una PC, porque siempre entre lo malo hay una infinidad de cosas buenas aunque muchas veces no podamos verlo. Y no voy a detallar lo penoso y el saldo de dificultades que ha dejado porque ya es harto sabido. Pero Irma me dejo la satisfacción de tener cerca a mis amigos, incluso algunos de los que hacía rato les había perdido la pista. Fue gratificante saber ante tanto miedo a lo que podía ser recibir mensajes y llamadas de ellos. Me sobran las palabras de agradecimiento y es mi post un homenaje a mis amigos, mi familia y mis vecinos.

Y en lo más pequeño de un gesto encuentro la grandeza de lo humano, de lo que no se pierde aunque a veces lo pensemos. Una de mis vecinas cocino para todos más de una vez y al estar enfermo mi Carlitos,  mis vecinos del cuarto compartieron conmigo sus escasas raciones de pollo para poder prepararle una sopa cuando obtenerlo era (es) casi que una quimera. Mi entrañable amiga Liuba al saberme en el hospital vino desde su pueblo para acompañarme en mi pena de sentirme perdida en un hospital desconocido y ver a mi pequeño acostado todo el tiempo y vomitando sin parar, llego provisionada para mi gran alivio.

Canta Silvio….quién dijo que todo está perdido… y yo tuve miles de corazones revoloteando a mi alrededor; manos dispuestas y solidaridad huracanada.

Gracias a todos ellos, a los que no llegué a nombrar pero se saben ahí a resguardo para siempre; en nuestros corazones.

Los quiero a todos.